OPINIÓN

Me tienen re podrida con Whatsapp

Hola, ¿qué tal? ¿Probaste con tocar el timbre de mi casa para saber cómo estoy?

Me tienen re podrida con Whatsapp

Cuando escribís en Google "clavar el visto”, aparecen links que responden a cómo calmar la "ansiedad virtual”. Yo diría, en general: Cálmense. Necesito expresar (y me siento bastante acompañada) que me tienen podrida con el whatsapp.

Hace años llegó a nuestras vidas esta aplicación que todos usamos, porque no tenemos otra opción. La misma sociedad te va llevando a hacerlo, y no porque necesitás estar actualizado, sino porque realmente es una herramienta útil… Hasta que cruzás la línea.

Lo que empezó siendo una respuesta al gasto de dinero por mensajes de texto (por ejemplo), se convirtió en una psicosis por un simple "visto” que rompe amistades, relaciones y baja la autoestima.

Yo te pregunto a vos que estás leyendo esto… Realmente, ¿tanta importancia tiene?

Si te "clavan el visto”, ¿quiere decir siempre que no tienen ganas de responderte? ¿Dejaste de ser relevante para la otra persona? ¿No gusta de vos? ¿No quiere ser tu amigo? ¿Le caés mal?

Simplemente necesito saber en qué momento sucedió esto y repetirles: me tienen podrida con whatsapp.

Lo que vos pensás cuando te "clavan el visto” es que no le importás a la otra persona, que "x” se está haciendo rogar o que es terriblemente malo como para hacerte eso.

Bueno, te digo lo siguiente. Tal vez tu mensaje efectivamente no sea interesante para el otro, lo que es respetable, como así también que simplemente no tenga ganas de hablar. Pero eso, también pasa cara a cara y no te ponés tan mal como cuando sí sucede a través de whatsapp.

Por otra parte, no siempre es intencional. Tal vez el otro está haciendo algo y no puede siquiera avisarte, prefiriendo escribirte cuando está más tranquilo y no poner lo primero que se le ocurre.

Vos, también tenés que tener en cuenta lo que enviaste. Si es un mensaje profundo y largo, la respuesta mínimamente debe ser coherente y con previa meditación. En vez de enojarte por el maldito visto, date cuenta que la otra persona quiere pensar lo que va a decirte. 

Lo que intento explicarte, es que tenés que controlar tus impulsos y entender que todos tenemos una vida que AFORTUNADAMENTE (sí, en mayúsculas) va más allá de un celular.

Hola, ¿qué tal? ¿Probaste con tocar el timbre de mi casa para saber cómo estoy? No, no lo hiciste, porque como "te clavé el visto”, ya no me considerás tu amiga. Por favor, a despertar un poco.

Dejá de pensar que sos el ombligo del mundo y que todos tienen que responderte enseguida. Entendé que los sentimientos del otro, por suerte, no se expresan por redes sociales y aplicaciones. Respetá los tiempos de las otras personas y abandoná el rol de víctima.

 

Sofía Seirgalea


Comentarios