MULTIMILLONARIA ESTAFA

La banda blanqueó unos 26 millones de pesos en empresas fantasmas

Fernando Machado sería el jefe de la organización que cometió estafas con la venta de vehículos por más de 26 millones de pesos. El dinero era derivado a empresas fantasmas a nombre de su empleada doméstica. Creen que serían más de 14 los casos.

La banda blanqueó unos 26 millones de pesos en empresas fantasmas

La denominada "banda de Machado”, que cometió estafas con la venta de vehículos por más de 26 millones de pesos en Neuquén, giraba los dividendos a empresas fantasmas que no solamente no registraban movimientos en la AFIP sino que estaban a nombre de la empleada doméstica del jefe de la organización, Fernando Machado.

El jefe de Delitos Económicos de la Policía, comisario Darío Varela, y el fiscal Jefe, Pablo Vignaroli, ofrecieron esta mañana una conferencia de prensa para dar detalles de la investigación que demandó un año.

La modalidad utilizada por Machado, consistía en publicitar la venta de vehículos, algunos de alta gama hasta camiones, en las plataformas de comercialización por internet. Mostraba preferencia por los interesados foráneos. Cuando lo contactaba, Machado y su gente "armaban un verdadero circo, con ostentación de actividad económica”, comentó Vignaroli. El cliente, pese a entregar el dinero, jamás obtuvo el vehículo.

Los rodados en poder de la banda tienen pedidos de secuestro de la Justicia penal, pero también inhibiciones de la Civil por embargos.

En total, de acuerdo con lo informado por Varela, se formalizaron 14 denuncias, aunque no se descarta que esa cantidad sea mayor. Es que esas presentaciones pertenecen a este año, pero también esperan otros casos del 2016.

Hasta el momento, se contabilizó un monto superior a los 26 millones de pesos que Machado habría obtenido ilegalmente. Sin embargo hay dos bolsos a requisar que podrían contener más dinero.

Vignaroli informó que la banda estaba liderada por Machado, y tenía como integrantes a Claudia Cortez, Wálter Romano, Mariela Laccana –empleada doméstica de Machado y testaferro de las empresas fantasmas- y Carlos Penroz.

El fiscal detalló el rol que cada integrante cumplía: Fernando Machado era el jefe de la organización. Tomaba las decisiones y distribuía responsabilidades.

Mauro Machado, era la mano derecha de su padre. Era quien tenía contacto directo con las víctimas.

Claudia Cortez, se hacía pasar por martillera pública o gestora del automotor. También cumplía el rol de secretaria de las empresas fantasmas.

Wálter Romano, decía ser contador o gestor del automotor. Su papel era llevar la documentación al Registro del Automotor, lo que en ningún caso ocurrió.

Carlos Penroz, era el chofer de la banda. Manejaba los camiones hasta el lugar en que la víctima se encontraba para luego, una vez abonado, los escondía.

Mariela Laccana, figuraba como dueña de las empresas fantasmas que no registraban movimientos económicos en la AFIP. Pero en realidad era la empleada doméstica de los Machado.

Tanto Varela como Vignaroli coincidieron en destacar la complejidad de la investigación, pero también en considerar que es una de las más importantes de los últimos años.

Comentarios