PRESUNTO SABOTAJE EN PETROLERA

Lara comentó que están buscando datos para atrapar a los autores del hecho

Algunas versiones indican que el hecho tiene vinculación con la RAM.

El ministro de Seguridad, Trabajo y Ambiente, Jorge Lara, anunció que se está intensificando la investigación en Fiscalía en torno a lo que ocurrió en un pozo petrolero en cercanías de Centenario. Según el funcionario provincial, se trataría de un atentado por eso están buscando más datos para dar con los operadores y los autores de este hecho. 

En diálogo con La Primera Mañana en AM550, Lara dijo: "Estamos trabajando mucho con la gente de Chile, fundamentalmente con la Cancillería como consecuencia de que hay cruces permanentes en en la frontera donde se transporta la droga y aparecen estos grupos guerrilleros. La idea es que los controles de la frontera se efectúen".

"El RAM no es representativo de mapuches, sino que es un grupo violento y extremista. Yo tuve siempre una buena relación con las comunidades mapuches y no tanto con los referentes. Hay varias comunidades nuevas que no tienen personería jurídica pero se sostienen", explicó. 

El intento de sabotaje

 La empresa Pluspetrol infomó mediante un comunicado, que "el día jueves 9 de noviembre en horas de la madrugada se produjo un intento de sabotaje, ajeno a la compañía, en el pozo 1390 ubicado en la meseta del Yacimiento Centenario (Neuquén). El incidente produjo un leve incendio cercano al pozo productor, el cual no se propagó por los sistemas de protección de la instalación. De inmediato se activó el protocolo de seguridad de la empresa, controlando la situación a la brevedad y notificando el hecho a las autoridades policiales y bomberos, quienes asistieron al lugar para realizar el peritaje correspondiente”.

Esta noche, en el Noticiero Central, el Fiscal General José Gerez confirmó la investigación e informó que llevan adelante varias acciones, en conjunto, con la justicia federal. El funcionario explicó que la molotov fue hallada por personal de seguridad de la petrolera, que estaba apagada porque se encontraba en cercanías de una cañería "y presumimos que el agua que emanaba de allí, la apagó”.

Cuando se le consultó si existía una relación con el ala más dura mapuche, la RAM, Gerez fue cauto: "son hechos confusos por ahora y estamos procesando toda la información que tenemos. Encontramos una huella dactilar que estamos investigando y también a pocos metros, había un afiche que reclamaba la liberación de Jones Huala”. En ese sentido, mencionó que dentro de la investigación, trazaron paralelismos con el episodio registrado hace meses en un predio cercano a la concesionaria –Kumenia, de Neuquén- donde también se incendiaron algunos vehículos, tras la explosión de una bomba y donde hallaron un panfleto con la misma alusión: la liberación de Jones Huala.

"No sabemos si se trató de un atentando o sólo de una amenaza, pero evidentemente la idea era hacer daño. No hemos podido vincular este episodio con la RAM pero sí se vincula con la explotación petrolera".

El lonko Facundo Jones Huala, líder de la organización, preso en la Unidad 14 de Esquel a la espera de un juicio por su extradición.

Comentarios