COMERCIO

Un tenedor libre chino cerró sus puertas

El propietario del lugar habló con la Dirección de Comercio Municipal para que le quiten la faja de clausura

El dueño de un conocido restaurant chino decidió no seguir con el comercio como consecuencia de las reiteradas multas por falta de higiene y porque, durante la última inspección llevada a cabo por el municipio, los inspectores acordaron retirarle la licencia comercial.

Ante este escenario, el propietario del tenedor libre remató todos los mobiliarios, ya sean sillas, mesas, heladeras, ollas,cocinas y toda una variedad de vajillas.El negocio viene de afrontar varias clausuras por el mal manejo de alimentos, pero la última vez que la Municipalidad tuvo injerencia en aquel comercio fue un golpe de efecto porque encontraron a dos ciudadanos asiáticos que no contaban con pasaporte y que ingresaron al país de manera ilegal.

El director de Comercio Municipal, Gustavo Orlando, se refirió a las diversas faltas del restaurant y dijo: "Creo que fueron cuatro o cinco clausuras porque las condiciones de higiene eran pésimas". 


Comentarios