HISTORIA DEL TC

El hombre que miró un avión y armó mil autos

Tulio Crespi es la persona que más autos construyó en el mundo: casi 1400! Un sabio de la velocidad, que no tiene títulos. ¡MIrá la entrevista!
domingo, 26 de enero de 2020 · 12:00:00 a.m.

En los años ´60 -con 18 años- miró unos aviones desarmados y a partir de allí construyó el primer “monocasco” en el mundo, técnica que utilizan hoy todos los autos de carrera que no tienen carrocería. Sin terminar la escuela secundaria, Tulio Crespi lleva construidos casi 1400 vehículos de competición, lo que lo hace el “hacedor” más importante del universo. Además de haber sido protagonista de la historia de las categorías de Fórmula en la Argentina, todos los adelantos que tiene hoy el Turismo de Carretera (aerodinamia, seguridad, velocidad, entre otros) se le deben a este hombre que incorporó ciencia y sentido común al automovilismo de nuestro país.

En directo desde Balcarce –adonde tiene su fábrica a partir de una invitación de Juan Manuel Fangio- habló por AM 550 y 24/7 Noticias, en el programa “Viaje al puerto de la noche”, y detalló su trayectoria, sus anécdotas y una forma de mirar la vida que tiene dos elementos centrales: la pasión y el innovar permanentemente.

Desde aquel monocasco hasta hoy no sólo han pasado 60 años, también han recorrido ese tiempo todas las innovaciones y adelantos que Crespi sumó a las distintas categorías del automovilismo argentino. A aquel taller, ubicado en el porteño barrio de Chacarita, pasaron entre otros Oreste Berta y Fangio (otra leyenda de la preparación de autos), además de una larga lista de corredores.

Y no sólo fue protagonista del automovilismo deportivo, en los años 80 la fábrica Renault de Francia acordó fabricar un vehículo diseñado por Crespi, las recordadas “Tulieta”, pero truncó esa posibilidad el plan económico diseñado por Alfredo Martínez de Hoz, en 1976 cuando la Dictadura militar gobernó la Argentina.

En la entrevista se registraron momentos muy emotivos como el debut en TC de Guillermo Ortelli y Gurí Martínez, la preparación del primer auto para Oscar Aventín y la revolución que causó la transformación de un Torino que fue llamado “el petiso” y con el que Nasif Stéfano no paró de sumar récord y victorias.


Cargar mas noticias