La Política en Neuquén

Mariano Gaido y sus urgencias

El intendente pasó por el concejo deliberante. Discurso previsible con anuncios que ya había anticipado en Enero. Obra pública millonaria en medio de un pasivo social preocupante.
domingo, 16 de febrero de 2020 · 12:00:00 a.m.

Pasó Mariano Gaido por el Concejo Deliberante. Durante su discurso de inauguración de un nuevo periodo de sesiones ordinarias dijo que para el 2023 habrá invertido en obra pública la friolera de 20 mil millones de pesos. También dijo que, en breve, comenzará con la ampliación del Parque Industrial a la vera de la ruta del petróleo. Allí habrá terrenos para empresas y también se realizará un loteo para 2 mil familias. Casi el mismo número de personas que hoy ocupan un extenso paño del territorio de la meseta que atraviesa la calle Casimiro Gómez. Esta semana asistiremos al debate sobre cómo y cuándo los “sin techo” comenzaran su procesión hacia la “tierra prometida” de Mariano. Dos mil lotes no son la solución del problema habitacional que aqueja a más de 45 mil familias neuquinas, pero ayuda a aflojar tensiones. .Máxime si algunos “insatisfechos” andan rumiando bronca y prometiendo ajusticiar con escarmiento público a todo aquel que haya prometido más de la cuenta y hoy no se digne a atenderlos. “El horno no está para bollos”, decía mi abuela Merceditas y la situación planteada no sería la excepción.

“El problema no es Mariano. La bronca es con algunos de su entorno que impiden nuestro acceso a él”, señaló un dirigente de una de las colectoras que llevó a Gaido como candidato a Intendente. Si la situación es como la presenta el dirigente asociado al MPN, es de esperar que antes del primer semestre el intendente corte algunas cabezas.

Porque te quiero te aporreo

Se sabía que la máxima aspiración de la actual gestión es borrar de cuajo cualquier presencia de las gestiones quiroguistas en el inconsciente de los vecinos capitalinos. El sábado, Gaido, lo dejó muy en claro. Puso énfasis en la situación económica heredada y en el “desorden” encontrado en distintas áreas municipales. Los dichos perforaron el pecho de los más “pechistas”, hoy socios estratégicos del MPN capitalino. Los dardos lanzados por el intendente no hicieron más que acrecentar el debate interno en el espacio que lideraba Quiroga. El mismo sábado ya hubo cruces de mensajes entre dirigentes, de lo que fue Cambiemos, que hasta el sábado al mediodía no se dirigían la palabra. Unidos por el espanto se habla de sinceramientos, perdones y promesas de recomenzar una nueva etapa. Todos juntos como si nada hubiera sucedido. De concretarse, el MPN capitalino habrá perdido una chance de hacerse fuerte en parte de la herencia dejada por el recientemente desaparecido intendente, Horacio “Pechi” Quiroga.

Pasaron dos meses de gestión municipal, pasó Gaido con su primer mensaje al pueblo capitalino y este fin de semana pasó, también, la Fiesta de la Confluencia. Ahora viene el tiempo de gestión plena, sin distracciones. De trabajar sobre las debilidades econtradas. Gaido cada semana se reúne, por separado, con 5 asesores con quien recorre el camino de cada una de las áreas de gestión de su gabinete. Se trata de hombres y mujeres que merecen su mayor confianza. No son parte del gobierno, son los ojos críticos del intendente sobre cada uno de los funcionarios de primera y segunda línea del gobierno comunal. A dos meses de gobierno tiene un diagnostico acabado de las buenas y malas formas de proceder de sus funcionarios y funcionarias. “También está atento a los abusos de confianza de los oportunistas de siempre”, señaló un dilecto amigo del intendente.

El modelo de Omar

La gestión del gobernador de la provincia, Omar Gutiérrez, es la que genera mayor índice de confianza en la ciudadanía y entre el empresariado. Gaido para su gobierno pretende lo mismo, y en eso anda.    

Si uno se deja llevar por los diagnósticos, habría coincidencia en que si las “desinteligencias y torpezas” continúan, habrá llamados de atención y hasta algún que otro cambio de nombres.

Uno de los puntos en los que aún no se hizo foco es en el tema asistencia social. En estas columnas desde hace dos años venimos insistiendo en que durante este periodo de gestión aquel que gobernara la ciudad debería tener un perfil social. Un comprendedor y contenedor de los sectores más carenciados de la ciudad, capital de Vaca Muerta. Hasta el momento, al menos este cronista, no ha podido determinar hacia dónde irá la gestión comunal con respecto a este tema. Quizás estén en desarrollo y aplicación, pero en la agenda pública pareciera ser un tema de menor relevancia, o quizás pese más el impacto de 20 mil millones de pesos en obra pública. De todas formas hay tiempo para corregir y cambiar. En eso anda Gaido y su quinteto de asesores o gabinete en las sombras.  


Cargar mas noticias