Segunda audiencia en Trabajo

Conflicto petrolero, cerca del acuerdo

Habrá otra audiencia esta semana. Pereyra dio señales de cambio de rumbo. El sindicato puso en riesgo una inversión en las pocas actividades convencionales
lunes, 10 de febrero de 2020 · 12:00:00 a.m.

El pasado viernes se realizó la segunda audiencia en la Delegación de Trabajo de Catriel por el conflicto sindical en los bloques de la operadora Petróleos Sudamericanos. A la reunión asistieron representantes del Sindicato de Petróleo y Gas de Río Negro, Neuquén y La Pampa, de las empresas contratistas y de la operadora.

Guillermo Pereyra y Marcelo Rucci realizaron días pasados una recorrida por la zona y anunciaron un paro de actividades por 24 horas días después que, el presidente Alberto Fernández, saliera en defensa de la actividad petrolera convencional.

La medida de fuerza fue leída como una respuesta del Sindicato a las declaraciones de Fernández sobre Vaca Muerta. El líder sindical -rápido de reflejos- debió realizar un enroque en el tablero de ajedrez y poner en escena a Ricardo Astrada y Daniel Andersch.

Si bien en la primera audiencia no llegaron a ningún acuerdo, el pasado viernes reanudaron las conversaciones generando un acercamiento entre las partes. El próximo miércoles 12 se juntarán nuevamente, solo que se analizarán las planillas de sueldos, los acuerdos mutuos y de retiro por jubilación.

Al parecer, el reclamo de las 12 personas de la contratista Lihue no prosperó. En la mesa de discusión quedó el análisis de la interpretación de los acuerdos y la liquidación de las 35 personas que pertenecían a AESA y que fueron incorporadas por la contratista Ingeniería Brava.

Otra arista del conflicto fue la suspensión temporaria de la campaña de reparación de pozos. Según trascendió, la “prueba piloto” del sindicato implementada en Catriel terminó poniendo en riesgo la inversión del primer cuatrimestre del año de PS.

La operadora tiene previsto intervenir durante los próximos cuatro meses los pozos de las áreas de Catriel en las formaciones Sierras Blancas y Quintuco. Para esta actividad contrató un equipo de torre de la empresa Tacker, integrante de la CEIPA, el cual tiene un impacto de mano de obra directa del orden de las 25 personas. Datos que económicamente no mueven la aguja pero tienen un impronta en lo social y lo político por ser una PyME local.  

La realidad es que Vaca Muerta opaca los pequeños “diamantes” que existen en la actividad convencional. Desde que PS tomó la operación, la empresa focalizó sus tareas en las reparaciones y perfilaciones de pozos alcanzando el 80% de incremento de producción -en menos de un año- en el área El Santiagueño.

Estos indicadores convalidan la idea que las grandes empresas deben orientar sus inversiones a la extracción No Convencional, mientras que las pequeñas y medianas operadoras deberán focalizar en la convencional. Para esto, será necesario que los distintos actores locales acepten el nuevo paradigma de la industria.

Bajo este escenario, la rápida cintura de Pereyra hizo que Ricardo Astrada -el segundo en la línea del sindicato y uno de los referentes más respetados en la industria con estrecha vinculación al peronismo- debiera encabezar las negociaciones que permitan corregir las señales que generando la alerta en los ámbitos de Nación y Río Negro.


Cargar mas noticias