INSÓLITO

Suspendieron de por vida a un árbitro que festejó con el equipo ganador

Veía que su equipo no podía e inclinó un poquito la cancha: cuatro expulsiones y quince minutos de tiempo adicionado.
sábado, 18 de mayo de 2024 · 10:00

Un escándalo con tintes desopilantes se vive en los Países Bajos en estos días, por un árbitro que dirigió una final en el ascenso holandés y se fue a festejar con los ganadores e incluso levantó el trofeo. El increíble episodio sucedió en el partido de la cuarta división que jugaban St. George y el SV de Valken por el campeonato, y los locales necesitaban sumar para ganarlo.

El árbitro Jan Smit vio que a St. George se le complicaba ya que los visitantes se pusieron 1 a 0 y los dejaban sin celebración a pocos minutos del final. Según indican medios neerlandeses, el magistrado expulsó en tres jugadas muy discutibles a tres jugadores del Valken y al entrenador del equipo.

Semejante ayuda no le fue suficiente al St. George pero el árbitro Smit estaba preparado para poner la cara y adicionó 15 (quince) minutos al tiempo reglamentario. Finalmente el conjunto local pudo acceder al empate con un gol de su ¡arquero! y con la tarea cumplida, el juez terminó el partido: aquella frase de "se jugó hasta que X hizo el gol" se literalizó en este encuentro viciado por el muñequeo explícito.

Hasta ahí, solo rondaba la polémica propia de cualquier partido de arbitraje dudoso, pero el escándalo se terminó de desatar cuando en los festejos del St. George apareció el propio árbitro Jan Smit celebrando con la gente, levantando el trofeo y hasta hablando por el micrófono.

Totalmente suelto de cuerpo, el colegiado celebra sonriente ante la cara de desconcierto de algunos hinchas que sabían quién estaba allí festejando con ellos como si el partido lo hubiera ganado él. Horas después, el equipo perdedor vio las imágenes e denunciaron la situación a la Real Asociación Neerlandesa de Fútbol (KNVB): "La directiva del SV De Valken considera útil discutir en detalle el partido del domingo y el papel del árbitro durante y después del partido. Otros deberán juzgar si es normal que un árbitro celebre de manera exuberante el merecido campeonato del St. George después del partido", dice el comunicado.

El tipo celebra como si lo hubiera ganado él. Jan Smit levantando el trofeo de la cuarta división neerlandesa.

“Esperamos una actitud neutral del árbitro y que los dos equipos sea tratados con respeto”, respondió el máximo organismo del fútbol neerlandés. Tras la viralización de este hecho, el portavoz de la KNVB Daan Schippers confirmó que se contactaron con el árbitro para comunicarle su suspensión de por vida.

Mantenete informado todo el día. Escuchá AM550 La Primera aquí

Seguinos por la tele, en CN247 aquí

Comentarios