CHAMPIONS LEAGUE

La historia de Joselu: el héroe del Real Madrid que fue a una final como hincha

El delantero de 34 años fue un protagonista impensado: no llegó a debutar en el club y, tras muchos años en el exterior, volvió para tener su noche soñada.
jueves, 9 de mayo de 2024 · 13:55

La jornada de ayer en Champions League entregó una nueva remontada épica del Real Madrid sobre la hora para dejar en el camino a Bayern Múnich y acceder a una nueva final, su sexta en los últimos diez años. El gran protagonista de otra noche inolvidable en el Santiago Bernabéu fue Joselu, el delantero que suele ser suplente y que Carlo Ancelotti puso en los últimos 10 minutos en busca de un gol salvador. El atacante de 34 años respondió con creces: doblete para el 2-1 final con el que el Merengue se metió en el duelo decisivo en Wembley.

Hace nada más que dos años, la historia era muy distinta para Joselu Mato. Jugando para Alavés y ya con su temporada finalizada, decidió viajar como aficionado del Real Madrid, el club del que es hincha y del que fue canterano, para apoyar al equipo en el Stade de France en la final de la Champions League de 2022 ante Liverpool. El Merengue conquistó ante los Reds su decimocuarta "Orejona" y el que ayer fue protagonista de una nueva hazaña madridista lo disfrutó aquel día desde la tribuna.

Como tantos otros, Joselu es un canterano de Real Madrid que en su momento debió irse por falta de oportunidades. Nacido en Stuttgart, Alemania, en 1990, su familia retornó a España cuando él era niño, y fue allí cuando ingresó en las inferiores del Merengue hasta integrar el equipo del Real Madrid Castilla. Sin embargo, luego de un paso a préstamo por Celta y el retorno a la institución, el no tener lugar en el plantel hizo que en 2012 retornara a suelo alemán para fichar por Hoffenheim.

Su periplo por la Bundesliga incluyó pasos por Eintracht Frankfurt Hannover hasta que fue un equipo de la Premier League el que se fijó en él. Stoke City necesitaba un centrodelantero de sus características para su juego basado en balones largos, y allí fue Joselu, que estuvo un año con los Potters, volvió brevemente a España a jugar con Deportivo La Coruña a préstamo y luego continuaría en Inglaterra para ser dirigido por otro español, Rafael Benítez, en Newcastle.

Con pocos partidos de titular y siendo casi siempre un relevo, el centroatacante dio por finalizado su paso por el extranjero. Su retorno a España a los 29 años iba a ver reflejada su "segunda juventud". Un muy buen paso por Alavés primero y una gran temporada pasada jugando para Espanyol, en donde marcó 17 goles en un equipo que terminó yéndose al descenso llamaron la atención de Real Madrid, que necesitaba cubrir el hueco en la delantera que dejó la partida de Karim Benzema.

Un fichaje de bajo vuelo

El revuelo con el que llegó Joselu al Merengue no fue ni por asomo el típico con el que se presenta un fichaje de Real Madrid. Un delantero entrado en años que llegaba a préstamo de un equipo descendido y su carrera había sido generalmente en equipos pequeños no iba a llenar las botas de Benzema. Pese a las críticas de muchos hinchas, se las arregló para meter 17 goles en los 46 partidos que disputó.

Ancelotti supo hacerle entender que sería importante en los momentos donde el Madrid necesitara un hombre de área. Y eso fue lo que Joselu hizo el miércoles. El Bayern ganaba por un gol faltando diez minutos y el "grandote" entró para que el Merengue vuelva a acudir a la mística propia y de todo un Santiago Bernabéu que estaba expectante de otra hazaña, cumpliendo la misión con creces. Ni él se imaginaba hace dos años que jugaría en el equipo del que es hincha, menos aún que sería protagonista del enésimo triunfo épico de la Casa Blanca para acceder a una nueva final en procura de la decimoquinta Champions

Mantenete informado todo el día. Escuchá AM550 La Primera aquí

Seguinos por la tele, en CN247 aquí

Comentarios