RÍO NEGRO

Se destruyó el "Gran Acuerdo" y es hora de rearmarse

Doñate pateó el tablero y se posicionó por fuera de la alianza que le permitió a Weretilneck ganar las elecciones hace menos de un año.
sábado, 30 de marzo de 2024 · 19:10

El triunfo de un outsider como Javier Milei dejó en evidencia el rechazo a la vieja política y muchos dirigentes no tienen en claro la manera de adaptarse ante la incertidumbre que hay por delante. En Río Negro, la máxima figura política de la última década, el gobernador Alberto Weretilneck, rompió con el senador Martín Doñate, incorporado al "Gran Acuerdo" que le permitió festejar el triunfo en las elecciones provinciales. Ese sector del PJ, integrado por La Cámpora y los intendentes, aportó poco más de 10% de los votos.

Nunca se sabrá con certeza qué pasó desde el 16 de abril de año pasado hasta hoy. En aquel momento, Weretilneck llegó al Círculo Italiano de Cipolletti en compañía de Rodrigo Buteler, a quien apoyó para ser intendente de la ciudad, y del dirigente de Luis Beltrán. Sólo eran ellos tres los que estaban al frente del escenario. Pero después todo comenzó a desvanecerse.

"Y cada vez más tú, y cada vez más yo, sin rastro de nosotros", dice Joaquín Sabina en una de sus canciones y bien podría aplicarse a la relación entre Doñate y Weretilneck. Como parte del "Gran Acuerdo", además del ignoto camporista, también aparecían los intendentes, que no se alineaban a la conducción de los hermanos Martín y María Emilia Soria. Precisamente, con los jefes comunales es que afianzó su relación el gobernador: acordó no poner candidato propio en varias ciudades y limó el poder real del senador el el territorio provincial.

Aseguran desde el corazón de Juntos Somos Río Negro que el punto de quiebre fue la contrucción del gabinete, sin rastros del peronismo. Y como golpe de gracia, apareció la politóloga Daiana Neri, la más estrecha colaboradora de Doñate, designada en un cargo creado a su medida: subsecretaria de la Unidad Provincial de Enlace con las Universidades.

Andrea Confini, el vice Pedro Pesatti, Anselmo Torres (Rector UNRN), Weretilneck, Daiana Neir y Facundo López.

Y la ruptura pública entre ambos fue una desafortunada declaración de Weretilneck hacia los profesionales de la Salud, a los que les recomendó aceptar cualquier propuesta laboral del sector privado, porque Río Negro no tiene recursos para pagarles más de lo que ofrece. El crítico estado de los hospitales provinciales fue la excusa.

El alfil político del cipoleño, Facundo López, no anduvo con vueltas, "(Doñate) está enojado porque dejamos afuera a los vagos de La Cámpora". Todas las fuentes cercanas al gobernador inidcan la misma razón para la ruptura y también hacen referencia a una prueba de fidelidad exigida por Martín Soria para permitirle volver al peronismo orgánico (y levantarle su suspensión por deslealtad), ese que no gana elecciones provinciales, pero mantiene bancas en el Congreso.

El PJ se reunió y erigió nuevamente al diputado Nacional como presidente del Congreso con el apoyo del  senador líder de La Cámpora. El presidente del partido, el intendente de Lamarque, Sergio Hernández fue el que mejor describió la situación: "una plataforma de lanzamiento de un gran proceso de unidad en la diversidad". Nadie está conforme con la conducción del roquense, pero todos saben que en los nuevos tiempos políticos, los riesgos de quedar afuera son altos. Se adaptan a la coyuntura para mantener las aspiraciones personales en las elecciones de medio término del año próximo. Doñate pretende seguir en la Cámara alta y ocupar una de las tres bancas que renueva la provincia.

Alejandro Marinao y el presidente del PJ, Sergio Hernández, secundaron la elección de Soria al frente del Congreso.

Del encuentro no participó María Emilia Soria. Hay distintas versiones al respecto y todas son lógicas y entendibles. Es que la intendenta de Roca desde hace un tiempo pretende separarse del kirchnerismo e intenta conformar un movimiento provincial, que no se sabe aún si irá con o sin el peronismo. Pretende ser candidata a gobernadora en 2027 y para ello debe mantenerse resguardada, fuera de cualquier foco de conflcito en la alocada política nacional y provincial. Luego, llegado el momento, se verá si alguna vez se animará a romper con el mandato familiar o vuelve a mostrarse cerca de su hermano mayor.

Con una provincia en crisis, con hospitales sin insumos y ahora sin profesionales; o con los docentes en alerta por no haber acordado su sueldo, parece mentira que las disputas sean con una visión electoral. Que también tiene su paralelismo en la Legislatura, donde habrá corrimientos por la alianza Soria-Doñate, aunque de los cinco diputados de PJ-Nuevo Encuentro (Nos Une Río Negro) no todos responderán al mandato del senador, en duda está Pedro Dantas de excelente diálogo con el oficialismo y el ex intendente de Godoy, Luis Ivancich. El bloque liderado por López tiene como aliados a los radicales (2 legisladores) y son frecuentes las charlas con la CC-ARI (4 legisladores), votos que cotizan en alza

Los tiempos son vertiginosos, el 2025 está cerca y aunque nadie sabe con certeza qué deparará la nueva era política en Argentina, todos quieren quedarse adentro en el rearmado. Durar y transcurrir.

Mantenete informado todo el día. Escuchá AM550 La Primera aquí

Seguinos por la tele, en CN247 aquí

Comentarios