EDITORIAL NEUQUINA

Figueroa y Milei, entre desfiles y política

La firma del Pacto de Mayo tiene distintos significados en la dinámica coyuntura política.
martes, 9 de julio de 2024 · 19:51

En la fría medianoche tucumana, en aquel recinto donde los primeros patriotas declararon la independencia nacional, Rolando Figueroa y Javier Milei se dieron un protocolar abrazo. El neuquino había terminado de rubricar el acta con los 10 puntos del "Pacto de Mayo", la iniciativa política más importante que ha logrado plasmar el gobierno nacional en este corto tramo de gestión. Después, en medio de la calidez del recuperado desfile por la fecha patria, realizado en la capital neuquina, el gobernador destacó el valor de la unión de los argentinos. La unión es algo que no se declama, se practica. Ciertamente, el neuquino estuvo con la mayoría que acordó dar ese paso, con independencia de sus criterios y miradas acerca de la realidad política argentina.

El "Pacto de Mayo" ha sido una primera conclusión política importante, tanto para quienes respaldan a pleno a Milei, como para quienes lo hacen moderada y cuidadosamente, y también para quienes lo enfrentan acusándolo de una serie de maldades. El presidente ha instalado ese menú general, con ánimo de que sea espejo de lo que después ocurra en el país, y mientras libra una dura lucha para desregular la economía, achicar el Estado y encarrilar los objetivos posibles. 

Figueroa, Weretilneck y Torres fueron los tres gobernadores patagónicos que estuvieron en Tucumán; de los tres, quien comanda las mayores posibilidades económicas para las instancias inmediatas es el neuquino, pues tiene la llave de la puerta de Vaca Muerta, y, con ella, un horizonte promisorio. La región volvió a partirse políticamente en esta coyuntura, y los tres asistentes dieron prueba de superar la grieta planteada entre el peronismo kirchnerista residual y la coalición liberal-libertaria que gobierna el país: el concepto de "unión" lo hizo posible, y ha quedado bastante claro que la "unión" no implica subordinación, ni siquiera acuerdo pleno, sino, en todo caso, una actitud calculada en función del desastre que siempre aguarda agazapado detrás de la presunta tranquilidad de los argentinos.

Es difícil evaluar y analizar, con el lenguaje como herramienta, esta compleja coyuntura. Hay que acudir a la sinceridad de las palabras, desde el enfoque que le supo dar, entre otros, la gran escritora de ficciones Úrsula K. Le Guin, cuando sostuvo que "un escritor es una persona a la que le importa el significado de las palabras, lo que dicen y cómo lo dicen. Los escritores saben que las palabras son su camino hacia la verdad y la libertad, y por eso las usan con cuidado, pensamiento, miedo y deleite. Usando bien las palabras fortalecen sus almas". Esa importancia afirmada en el valor de las palabras es la que a muchos políticos les falta. Por eso que esta palabra, "unión", debe pronunciarse con unción y creencia plena, y debe ser demostrada en acciones; en consecuencia, los gobernadores que asistieron a la cita en Tucumán dieron un paso positivo para la Patria, en un momento clave, un momento realmente crucial para su destino.

A las pocas horas de las firmas en el documento del Pacto, tanto en Buenos Aires como en Neuquén hubo desfiles, una tradición nacional que parecía perdida para siempre. La ciudadanía respaldó el gesto político, cerró esa grieta que, tal vez artificialmente, la misma política había abierto, le puso calor popular a la fiesta. Tal vez era, simplemente, la hora de que ocurriera. En Neuquén hubo una multitud, y muy francamente abierta al placer de celebrar la Patria. Figueroa, a diferencia de Milei, mantuvo la calma, no se trepó a ningún tanque de guerra ni hizo ademanes exagerados. Son estilos absolutamente diferentes. Expresan ideologías, convicciones, también diferentes.

Por eso, la palabra, esa palabra, "unión", cobra mayor relevancia, se viste de importancia, augura cambios positivos. Alguna vez se entenderá que la unión es siempre entre diferentes.

 

Mantenete informado todo el día. Escuchá AM550 La Primera aquí

Seguinos por la tele, en CN247 aquí

Comentarios