UN CASAMIENTO MULTICULTURAL

Se casó el príncipe Harry y marcó una boda real atípica

Se estima que unas 100.000 personas salieron a las calles de Windsor para saludar a los novios con banderas británicas.
sábado, 19 de mayo de 2018 · 16:49

Las calles de Windsor amanecieron colmadas de turistas y británicos para acompañar la boda del del príncipe Harry con la actriz estadounidense Meghan Markleante, ante la mirada de la reina Isabel II y otros 600 invitados.

Meghan se casó en el Castillo de Windsor con el popular príncipe nieto de la reina Isabel II e hijo de la fallecida princesa Diana, en una boda atípica en la que predominaron los invitados, las voces y los sonidos afroamericanos. El obispo afroamericano de Chicago Michael Bruce Curry pronunció un estruendoso discurso mientras un coro gospel entonó el clásico de los años ‘60 “Stand by me”, del fallecido Ben King.

El príncipe Harry y su padrino de boda y hermano, Guillermo, llegaron vestidos de uniforme militar de gala del cuerpo de los Blues And Royals. El novio sirvió varios años en el Ejército y desde diciembre pasado es capitán general de los Royal Marines. Horas antes, su abuela, la reina Isabel II, le “regaló” los títulos de Duque de Sussex, Conde de Dumbarton y Barón Kilkeel.

Meghan Markleante  llegó a la Capilla de San Jorge en un Rolls Royce Phantom IV de los años '50 acompañada por su madre, Doria Ragland. En ausencia del padre, que fue operado del corazón en Estados Unidos, la novia fue acompañada hasta el altar por su suegro, el príncipe Carlos de Inglaterra.

Más de 600 personas contemplaron el camino de la novia a lo largo de esta capilla de seis siglos de historia, en la que se encuentran sepultados los restos de una docena de reyes y reinas.

El Reverendísimo Obispo Michael Curry, el primer obispo afroamericano y primado de la Iglesia Episcopal de los Estados Unidos, pronunció un encendido discurso titulado “El poder del Amor”, durante la ceremonia de la Capilla de San Jorge. El norteamericano abrió su sermón con las palabras del líder de los derechos civiles, Martin Luther King, quien dijo: "Debemos descubrir el poder del amor, el poder redentor del amor. Y cuando lo hagamos, podremos hacer de este mundo viejo un mundo nuevo. El amor es el único camino”.  Curry agregó: “Hay poder en el amor". No lo subestimes. Ni siquiera te sientas excesivamente sentimental. Hay poder, poder en el amor”. “Hay poder en el amor”, reiteró el obispo, elegido por Meghan para participar de su boda.

Una veintena de príncipes y princesas de la familia real británica completaron una lista de invitados de lo más variada, que incluía acantantes como James Blunt y Elton John, deportistas como David Bechkam y Serena William, actores como George Clooney, Tom Hardy e Idriss Elba, y la estrella de la televisión estadounidense Ophra Winfrey.

 

Fuente: Diario Perfil.

Comentarios