CRISIS INTERNACIONAL

Milei, Israel, Irán, y la mirada hacia el escenario interno

El presidente argentino juega el alineamiento internacional y lo hace repicar en el plano interno.
domingo, 14 de abril de 2024 · 12:42

Javier Milei vuelve al país tras suspender su visita a Dinamarca, envuelto en la bandera argentina y con una banda cruzando el pecho la enseña israelí. Organizará un "comité de crisis" para cumplir formalidades, pero es claro que tanto el alineamiento internacional, jugado con Estados Unidos, la OTAN e Israel muy en particular, lo hace repicar en el plano interno, donde gran parte del kirchnerismo residual sigue pensando con simpatía a Irán, como un país contestario hacia los grandes imperios.

Lo más grave del enfrentamiento oriente-occidente, que vuelve a imponer en escena en la coyuntura el ataque iraní contra el territorio israelí, todavía no se ha visto. Es posible que la escalada sigue, pue el eje Estados Unidos, Gran Bretaña, Francia y Alemania, recrudecerá sus acciones tanto como, del otro lado, lo harán Rusia, China, Corea, Irán. La guerra, con acciones bélicas o no, está plantada en el escenario, y en ese contexto, el gobierno argentino está decidido a jugar activamente, sin neutralidad, en favor de la OTAN y de Israel.

Esto incide fuertemente en el plano interno. Milei entró a su cuarto mes de mandato con la inflación decreciendo, aunque en un fuerte contexto recesivo y con aumento de los factores que acrecientan la pobreza en amplios sectores de la población. No hay sorpresa, o no debería haberla, en esta situación: el mismo Milei había asegurado que sucedería. Sin embargo, una cosa es hablar y otra padecer. En concreto, todavía no se sabe cómo se saldrá de esto, y qué reacciones pondrá la sociedad en el complicado escenario.

El kirchnerismo residual hace de las suyas, empeñado en recuperar terreno rápidamente. Mientras en las redes sociales se siembran veladas o explícitas simpatías con Irán y lo que representa, aumenta el mensaje político contra el ajuste y sus efectos negativos sobre la población más desprotegida. Pero nada es lineal, y buena parte de la política argentina oscila entre una oposición moderada y una negociación permanente.

La guerra es un factor que juega, lógicamente. En un escenario preocupante, lo que hace Milei es agrandar sus efectos y hacer explícita una posición que Argentina históricamente pocas veces ha tenido. Una vez más, apuesta al cambio sin anestesia. Se verá cuál será el efecto.

 

Mantenete informado todo el día. Escuchá AM550 La Primera aquí

Seguinos por la tele, en CN247 aquí

Comentarios