Ambientales

Denuncian sabotaje por derrame petrolero en yacimiento “El Huemul”

Un incidente ambiental de gran magnitud se detectó en el yacimiento “El Huemul” por el derrame de un gran volumen de petróleo. La compañía sólo habría reportado que fueron 100 metros cúbicos los esparcidos en campo abierto, pero la Dirección de Medio Ambiente provincial estima que es mayor.
viernes, 1 de agosto de 2014 · 10:35
El yacimiento de referencia se encuentra ubicado en inmediaciones de la localidad de Koluel Kaike y el derrame se habría producido el domingo 20 de julio por la rotura de un oleoducto, la cual fue calificada de intencional por las autoridades de la delegación Zona Norte del organismo provincial. Concretamente, su principal referente, Omar Fernández, aseguró a este y otros medios periodísticos que todos los indicios aluden a un "sabotaje”.
El funcionario admitió que el derrame "es grande y afectó un bajo con vegetación”, por lo cual se labró un sumario que a la brevedad será elevado a la superioridad de la Dirección para que determine la sanciones correspondientes a la operadora.
Los inspectores del organismo tomaron conocimiento del incidente tres días después de la rotura que sufrió el ducto, en tanto que la remediación del terreno afectado durará varios días.
"Entendemos que se trató de un sabotaje por la forma en que se rompió el ducto”, dijo Fernández, evaluando que ello se produjo porque alguien bloqueó válvulas de paso mientras se realizaba el bombeo hacia una batería que acumuló presión en el caño, el cual pudo haber estado "cuatro o cinco días tirando petróleo”.
Otras fuentes de la Dirección de Medio Ambiente señalaron que Sinopec reportó que la cantidad de crudo derramada sería de 100 metros cúbicos, aunque los técnicos del organismo provincial aún no dieron su evaluación pero dejaron trascender que por la magnitud del área que se vio afectada se trataría de un volumen bastante superior.

CLAUSURAN INSTALACIONES
Por otra parte, además de reiterar que se trató de un hecho "premeditado”, Fernández dijo que como organismo de control se dispuso clausurar todas las instalaciones adyacentes al área afectada y se ordenó la inmediata intervención de cuadrillas de trabajadores y camiones con equipos de absorción para iniciar las tareas de remediación.
Medio Ambiente también exigió que se provean equipos de iluminación para que los trabajos también se realicen en horas nocturnas y además constató que en el lugar no existían sistemas de telemetría, lo que hubiera posibilitado detectar en forma inmediata la pérdida de crudo.
Finalmente, el funcionario indicó que hace mucho tiempo no se registraban derrames de esta magnitud en su área de jurisdicción.

Fuente: El Patagónico

Comentarios