MADRUGADAS VIOLENTAS

Le partieron la cabeza con un ladrillo y siguen libres

Tres jóvenes fueron acusados por lesiones graves y hay un cuarto integrante de la patota que aún no fue detenido.
martes, 11 de junio de 2024 · 00:00

Dylan Reyes salió del boliche y luego de despedirse de sus amigos, comenzó a caminar hacia su casa. Pero a los pocos metros fue alcanzado por un grupo de pibes que le dio una feroz paliza. No conformes con pegarle trompadas y patadas en todo el cuerpo, le partieron un ladrillo en la cabeza. Casi siete meses después del feroz ataque y mientras la víctima continúa en recuperación, tres de los cuatro pibes que lo golpearon fueron acusados por "lesiones graves agravadas por ser cometido por dos o más personas", y siguen en libertad.

El hecho ocurrió el domingo 29 de octubre del año pasado. El joven de 20 años, hijo de un policía de la Comisaría 7° de Cinco Saltos regresaba a su casa cuando fue atacado. Dylan se salvó de milagro y sólo porque su familia decidió llevarlo en su auto particular a un sanatorio privado, luego de que en el hospital de esa ciudad lo revisaran y entendieran que estaba inconsciente por el consumo de alcohol.

Lo cierto es que el caso desnudó varias deficiencias. Es que cuando fue atacado, quienes encontraron al joven tirado en la calle San Martín, llamaron a la Policía. Pero hubo una discusión de jurisdicción entre los uniformados, del otro lado de la Avenida Argentina es la zona de la Comisaría 43°, que no tenía personal en ese momento. Y desde la 7°, se excusaron porque por unos pocos metros no les correspondía.

También la deficiencia en la atención del hospital. En la guardia recibieron al joven inconsciente y creyeron que estaba bajo los efectos del alcohol, por eso lo mandaron a su casa para que duerma. Los padres del joven comprendieron que se trataba de algo grave cuando su hijo no despertó más. Luego de varias semanas en terapia intensiva del Sanatorio Juan XXIII de Roca, el joven de 20 años fue dado de alta pero aún continúa con tratamientos no pudo recuperarse totalmente

Durante estos meses, desde el Ministerio Público se avanzó en la investigación, primero identificaron a los autores del ataque y luego esperaron que uno de los involucrados cumpla 18 años, porque al momento del hecho era menor de edad. Recién la semana pasada la jueza Sonia Martín escuchó la acusación de la fiscal adjunta Judith Saccomandi.

A los jovenes Franco Muñoz y Lautaro Maritru le formularon cargos por "lesiones graves agravadas por el concurso premeditado de dos o más personas” y agravadas por la participación de un menor de edad, al que también lo acusaron por el mismo delito, pero como al momento del hecho no tenía 18 años, se le aplican los derechos de un menor, no se puede brindar su identidad. 

En el relato de la fiscal, quedó en claro que de la golpiza también participó otra persona, que ya esta identificada y que aún no lograron ubicarlo, pero que en cualquier momento puede ser detenido. 

Aunque los agresores desaparecieron del lugar del hecho después de la golpiza y la Brigada de Investigaciones tuvo que recurrir a cámaras de seguridad de propiedades cercanas para poder identificarlos, para la Justicia no existe riesgo procesal por lo que la jueza decidió no ordenar la prisión preventiva como medida cautelar. Entonces los tres agresores pueden caminar libremente, mientras que la víctima aún no puede recuperarse.

.

Mantenete informado todo el día. Escuchá AM550 La Primera aquí

Seguinos por la tele, en CN247 aquí

Comentarios