INVESTIGACIÓN JUDICIAL

Certificados truchos: ¿quiénes son los médicos denunciados?

Un psiquiatra de Regina y una pediatra de Roca son los únicos involucrados en la primera denuncia realizada por el gobernador Weretilneck.
viernes, 21 de junio de 2024 · 09:16

Aunque fue el propio gobernador Alberto Weretilneck el que aseguró que había unos 20 médicos sospechados, la primera de las denuncias fueron realizadas contra dos profesionales, un psiquiátra de Regina y una pediátra de Roca. En ambos casos, la Justicia allanó sus domicilios particulares y sus consultorios, donde secuestró teléfonos celulares y distintos dispositivos informáticos que están en plena etapa de peritaje por el área correspondiente del Ministerio Público.

Existe un rígido hermétismo en cuanto a la denuncia realizada por el gobernador representado por el fiscal de Estado, Gastón Pérez Estevan, pero de todas formas trascendieron las identidades de los dos profesionales que habrían extendido 472 certificados entre diciembre del año pasado y mayo de este año, para justificar ausencias del personal de Salud, Policía y Educación por 6602 días, con un costo de 400 millones para el Estado. Los involucrados en esta primera denuncia son Norberto Altamirano, un conocido psiquiátra de Regina y la médica terapista pediátrica, Claudia Elisandro, incorporada hace unos cinco años al staff del hospital Francisco López Lima de Roca.

El psiquiatra tiene un pasado cuestionado y ya fue investigado por la entrega de certificados truchos. Es que durante la investigación de la desaparición de Daniel Solano, el obrero golondrina de Salta que desapareció en Valle Medio, Altamirano firmaba los certificados psiquiátricos que le permitían a los policías involucrados evadir su declaración ante la Justicia.

En aquel momento, se originó una causa paralela en contra del profesional y hasta se prometió darle de baja a la matricula, algo que a las claras nunca suscedió. Una década después, el profesional nuevamente fue denunciado por la emisición de certificados que indican licencias a distintos agentes públicos, sin que los cuadros y diagnósticos descriptos sean reales.

Por otro lado, en Roca, la médica pediatra Claudia Elisandro es la señalada por la emisión de certificados truchos, es esposa de un agente penitenciario que se desempeña en la cárcel. En 2019, cuando fue inaugurada la Unidad de Terapia Intensiva Pediátrica del Francisco López Lima, la única del sistema de salud público provincial, fue presentada como especialista de este sector. Según los datos recabados, estaba contratada como full-time, sin embargo atendía en otros consultorios de la ciudad por fuera del hospital.

La Justicia llevó adelante al menos dos allanamientos relacionados a su actuación en esta causa. Uno en su domicilio, donde también tenía un consultorio y otro fue en un centro pedíatrico de la calle Gadano, donde hacía muy pocoo tiempo había comenzado a atender. Se supo que no llegó a completar el mes en ese lugar cuando el personal policial llegó con la intención de secuestrar los equipos informáticos. Sin embargo, al constatar que era un lugar alquilado y en la recepción no había documentación relacionada con los pacientes, historías clínicas ni turnos, decidieron no llevarse las computadoras.

A fines de la semana pasada trascendió que la profesional fue dejada cesante de Salud Pública, aunque se desconocen los motivos reales, si fue por su participación en esta causa, que aún está en etapa de investigación y rige el principio de inocencia, o por no respetar el vínculo full-time y atender en otros lugares por fuera del sistema de salud provincial.

Si bien en curso hay sólo dos denuncias, el gobernador anticipó a principios de semana que hay unos 20 médicos en la mira. De todas maneras no hay denuncias formales presentadas en la Justicia. Trascendió que hay auditorías en diferentes áreas del gobierno para constatar las licencias y verificar el nombre de los profesionales que firmaron los certificados médicos.

 

"Más de 100 certificados por día"

El gobernador Weretilneck realizó la denuncia directamente en fiscalía y patrocinado por el Fiscal de Estado, Gastón Pérez Estevan. El funcionario, explicó que los médicos investigados llegan a firmar "más de 100 certificados por semana, muchas veces con la misma patología y el mismo tratamiento, en la mayoría de los casos con más de 30 días de solicitud de licencia".

A los casos que llegaron a la Justicia por la denuncia realizada los calificó como "groseros" y representan "delitos que se configuran con la acción de los empleados públicos que están mencionados y está toda la documentación acreditada para que el Ministerio Público haga su análisis", explicó.

Ante las dudas sobre la eficacia de los órganos de control, aseguró que la intervención la Junta Médica Provincial fue la que determinó "que hay certificados médicos que están emitidos de forma falsa y con la intención de defraudar al Estado". Además de que "se exponen patologías que no existen o no se hizo el análisis clínico en el paciente y se presentan ante el empleador de una repartición pública provincial. El Estado tiene que seguir pagando los sueldos por estos días que están licenciados y muchas veces se tiene que reemplazarlo por otro empleado, como el caso de los docentes".

 

Mantenete informado todo el día. Escuchá AM550 La Primera aquí

Seguinos por la tele, en CN247 aquí

Comentarios