NEUQUEN

La Escuela Especial 1 celebra sus 47 años

Las actividades de celebración se desarrollarán mañana durante el turno tarde y mañana, con el apoyo del ministerio de Gobierno, Educación y Justicia. Se presentarán una murga y una obra de teatro para cerrar el encuentro en cada horario.
lunes, 4 de agosto de 2014 · 17:24
Neuquén.- Como una gran fiesta de cumpleaños, mañana se celebrarán los 47 años de la primera escuela especial de la ciudad de Neuquén. Las actividades se desarrollarán en el edificio de la institución ubicada en Galarza 2851 del barrio El Progreso. Habrá festejos en los dos turnos, con apoyo del ministerio de Gobierno, Educación y Justicia.
Actualmente la institución tiene una matrícula de 151 alumnos entre 6 y 14 años y los modos de festejo están dedicados a ellos. "La idea es armar una gran fiesta de cumpleaños con torta, máscaras, gorros, sombreros y actuaciones”, comentó la directora de la escuela, Silvia Flecha.
En el turno mañana, alumnas de la institución mostrarán una coreografía de baile, se proyectará un video institucional y se exhibirá una obra de teatro para encabezar el primer cierre de actividades. Durante la tarde continuará la fiesta y se armará un baile para disfrute de su comunidad educativa. En esta oportunidad, el cierre contará con la actuación de una murga regional.
La directora de la escuela, Silvia Flecha, contó que desde Educación "este año llegaron materiales de uso para el trabajo de sala como tijeras, marcadores, cartulinas y todo lo que los alumnos usan en la sala. También recibimos una plaza de juego para los más chicos con toboganes, hamacas y caballos”.
Sobre la historia de desarrollo de la escuela que mañana cumple 47 años, la directora comentó que durante sus inicios, la Escuela Especial 1 fue la única que albergó a jóvenes con discapacidad y sin segmentación por patología. "Tras varios años cada una fue separándose hasta que se determinaron divisiones según cada tipo de invalidez”, reseñó.
"La escuela surgió con todas las patología de ser la primera especial de Neuquén que funcionaba en las diagonales del centro de la ciudad. Fue así durante muchos años hasta que comenzaron a establecerse las diferencias de trabajo con discapacidades de sordera, ceguera y discapacitados motores, entre otros. Tiempo después llegó el edificio propio que está ubicado en barrio Progreso”, concluyó la directora.


Comentarios