CRISIS HOSPITALARIA

ASSPUR corta Paso Córdoba y afecta a Vaca Muerta

Los trabajadores rebeldes iniciaron un paro por 72 horas y cortaron la ruta 6 por donde pasan 280 camiones diarios con arenas para el fracking
martes, 16 de abril de 2024 · 11:41

Pese al anuncio del gobierno rionegrino de realizar los descuentos por los días no trabajdos, el gremio ASSPUR que agrupa al presonal hospitalario que no se alínea con UPCN ni ATE, no sólo mantuvo las medidas de fuerza, sino que intensificó el reclamo. Desde media mañana se instalaron sobre el puente de Paso Córdoba en la ruta Provincial 6, por donde pasan al menos 280 camiones diarios con arenas para el fracking de Vaca Muerta.

Cuando todo hacía presumir que los hospitalarios reclamarían como de costumbre en las puertas del Hospital Francisco López Lima, donde mantuvo un acampe desde hace tres meses, la nutrida caravana recorrió los 16 kilómetros que separan el centro de salud más importante de Río Negro hasta el puente de Paso Córdoba, principal vía de comunicación entre la la Línea Sur y el Alto Valle.

Con banderas identificatorias de los diferentes hospitales, los trabajadores primero comenzaron con una panfleteada y luego decidieron cortar las dos manos del puente, por donde pasan a diario al menos unos 280 camiones con arenas silíceas provenientes de las diferentes canteras habilitadas y que son llevadas a Vaca Muerta para realizar el fracking. El piquete se mantiene de manera intermitente y cada 10 o 15 minutos se libera el tránsito.

Los hospitalarios realizan cortes intermitentes en la primera de las tres jorandas de paro anunciadas.

Pese al protocolo implementado por la ministra de Seguridad Patricia Bullrich, no se hizo presente en el lugar ninguna fuerza de seguridad con la intención de evitar el corte de ruta. Sólo una comisión del destacamento de Paso Córdoba se acercó para identificar a las personas que realizaban el bloqueo y no hay rastros de Gendarmería.

La reacción de ASSPUR se debe al rechazo en asamblea de la última propuesta salarial que realizó el gobierno al sector de la Salud. Desde el gremio, que no es reconocido como oficial, manifestaron que “el gobierno impone un monólogo en Salud. El conflicto de Salud Publica en Río Negro se caracteriza por la necesidad de lograr un piso salarial de 700 mil pesos y la institucionalización de la Mesa Salarial de Salud. Por tal motivo y para priorizar los acuerdos y el diálogo, durante más de dos semanas los hospitales funcionaron y se mantuvieron en estado de asambleas”.

Aclararon que “no obstante ello, desde el gobierno provincial se decretó un incremento salarial que había sido explícitamente rechazado por su insuficiencia: 62 mil pesos de bolsillo para muchos, dejando por ejemplo a un enfermero profesional con un sueldo de 585 mil pesos en abril, es decir sigue siendo pobre. Y en cuanto a la mesa de salud, sin resolución formal”.

“Evidentemente el 'diálogo' en estos términos resulta inocuo si no se traslada en decisiones tangibles y fiables. Por otro lado, la intención de escribir un convenio colectivo de trabajo es positiva, pero sin el llamado a la discusión sectorial, dejando afuera a los representantes legales y legítimos al no incluir a ASSPUR, y sin establecer el ámbito paritario real, se continúa supeditando el salario a la voluntad de la función pública y cualquier convenio será inconsistente. El gobierno dilata los tiempos. Convoca al diálogo, pero ante el rechazo de su interlocutor, decide unilateralmente y amenaza con descontar. Así, los salarios continúan magros y los hospitales de paro. En tanto las asambleas así lo mandaten, ASSPUR seguirá luchando”, agregaron.

 

Mantenete informado todo el día. Escuchá AM550 La Primera aquí

Seguinos por la tele, en CN247 aquí

Comentarios

Otras Noticias