A LOS 65 AÑOS

Murió "Boquita", un personaje entrañable de la ciudad

Se llamaba Luis Vázquez y se lo podía ver por las calles de Neuquén con su camiseta de Boca arriba de su bicicleta y un carro atado donde llevaba escobas y bordeadora.
miércoles, 10 de julio de 2024 · 00:00

"Boquita" era de esos personajes que forman parte de la ciudad de Neuquén. Que su sola presencia por las calles generaba una conexión especial y entrañable porque cuando uno se cruzaba con este hombre, recibía un saludo respetuoso que ofrecía la posibilidad de una charla ocasional. Pocos lo conocían por su nombre y apellido: Luis Vázquez. Es, era y será por siempre "Boquita", canillita y jardinero que durante la jornada de este martes feriado se difundió su muerte a los 65 años. 

Dicen que estaba enfermo desde hace un tiempo, que había sufrido tres ACV,  por eso ya no se lo veía recorriendo la ciudad con su bicicleta y el carro atado en el que llevaba sus escobas y bordeadora, vistiendo siempre la camiseta de su amado Boca Juniors.

Algunos fines de semana hablábamos de fútbol y de la vida pegados al alambrado de la cancha de Pacífico mientras veíamos los partidos de las formativas del Decano. Y cuando ya habíamos recordado jugadores, equipos legendarios, "del único que le agrega folclore al fútbol argentina" -para referirse a Juan Riquelme- y hablado de cualquier otro tema nos despedíamos con un saludo cordial, esperando volver a cruzarnos en la calle. 

Como otro ídolo popular "Boquita" llevaba un reloj en cada una de sus muñecas, acompañado de varias telas transformadas en pulseras y una amarilla o azul que hacía de vincha. Un loco lindo que tenía una increíble forma de mirar el mundo. Parecía escapado de "Balada para un loco" de Horacio Ferrer, por eso de mezcla rara de penúltimo linyera y de primer polizonte en el viaje a Venus...

Ni bien se difundió su muerte en las redes comenzaron a recordarlo como una persona inigualable, que formaba parte de una sociedad, admirado por miles por su buena onda y su honradez. 

Su cuerpo le dijo basta hace un tiempo atrás pero seguramente su fuerza interior y su espíritu siempre positivo lo impulsaba a desafiar esos infortunios con que la vida nos enfrenta.

Su partida deja un vacío en la sociedad neuquina. Este martes la ciudad quedó triste y un poco huérfana de ese loco lindo. 

"Boquita" será velado y sepultado en Cipolletti.  Pero su alegría sin fin, sus ocurrencias, su sonrisa, sus ganas de vivir permanecerá por siempre en cada rincón de esta ciudad que lo veía transitar con su bici, su carro y la camiseta del Xeneize. 

 

 

 

 

 

Mantenete informado todo el día. Escuchá AM550 La Primera aquí

Seguinos por la tele, en CN247 aquí

Comentarios