SUSTENTABILIDAD

Hacen anteojos reciclando redes de pesca del mar de la Patagonia

Martín Vázquez convirtió lo que muchos consideran un desecho en un producto con triple impacto positivo: ambiental, social y económico.
lunes, 15 de abril de 2024 · 15:33

En la vorágine de la moda y las tendencias, surge una historia que va más allá de lo estético, un relato de compromiso con el planeta. Martín Vázquez, un emprendedor con visión, fundó Qualia Eyewear con un propósito claro: crear anteojos de sol que no solo fueran un accesorio de moda, sino también un símbolo de responsabilidad ambiental y social.

“Renuncie a mi trabajo para reciclar plástico. Soy Martín y ésta es mi historia”, así arranca el video de presentación que este Ingeniero Industrial tiene en sus redes sociales. Allí, hace un resumen de cómo comenzó qualiaeyewear, su empresa que fabrica anteojos 100% de plástico reciclado proveniente de redes y cajones de pesca que contaminan las playas de la Patagonia.

 

Hacen anteojos reciclando redes de pesca del mar de la Patagonia
Martín Vázquez dejó la comodidad de su trabajo en Techint para fundar su empresa que ya factura más de 500.000 dólares anuales.

 

 

“Era 2026, tenía 25 años, me había recibido. Estaba trabajando en una multinacional y todo iba de acuerdo al plan. Un plan que no era el mío. ¿Renunciar? ¿Reciclar plástico? ¿Estás seguro? En ese momento yo no sabía qué iba a hacer pero estaba seguro que quería trabajar para algo más grande que mis zapatos. Quería encontrar mi propósito. Y así, sin pensarlo demasiado, renuncié”, explica Martín.

Luego, detalla que estaba decidido a fabricar anteojos con plástico reciclado. “Los primeros me salieron feos, grandes, toscos. Me di cuenta en seguida que necesitaba ayuda. Llevaba más de un año tocando puertas a fabricas de anteojos, hasta que un día una me atendió”, recuerda.

“Si no te apurás, se te pasa el verano y tenés que esperar un año más para venderlos, eh?”, cuenta que le decían por ahí, mientras buscaba la forma de avanzar en el proyecto con la ayuda de amigos, familia y hasta sus abuelas. “Desde ese entonces, pasaron muchas cosas. Reciclamos más de 20.000 kg de plástico, plantamos miles de árboles, conocí a mi compañera en una de esas jornadas de plantación, armamos equipo, nacieron grandes alianzas, entendimos el problema del plástico marítimo y decidimos atacarlo”.

Hacen anteojos reciclando redes de pesca del mar de la Patagonia
Los cajones y redes de pesca que aparecen como deshecho en las playas patagónicas son la materia prima para este emprendimiento.

 

Hoy, este joven emprendedor, ya consolidó su marca, trabaja con grandes empresas, exporta sus anteojos a otros países y destaca que hasta el presidente Mauricio Macri usó sus anteojos. Pero, para poder surfear con plenitud la cresta de esta ola, Martín no descuida la arista social de su proyecto. “Nos invitaron a eventos, a dar charlas contando nuestra historia, nos hicieron muchas notas en muchos medios pero sentía que seguía faltando algo y, tal vez, lo más importante de esta historia. Hicimos más de 700 consultas oftalmológicas en parajes rurales chaqueños y entregamos más de 400 anteojos a personas que realmente lo necesitaban”.

 

 

Para fabricar los anteojos de plástico reciclado, esta empresa recopila plástico de descarte, de todas partes del país.

 

 

Visión clara

La historia de Qualia Eyewear comenzó en un pequeño taller, donde Martín trabajaba incansablemente en la búsqueda de materiales sostenibles y de alta calidad para sus diseños. Su visión era clara: quería demostrar que la moda y la sustentabilidad podían ir de la mano, que era posible crear productos elegantes y funcionales sin dañar el medio ambiente.

Uno de los pilares fundamentales de Qualia Eyewear es su compromiso con el reciclaje. Martín se asoció con organizaciones locales como ProyectoSub para recolectar plástico de los océanos y convertirlo en materia prima para sus anteojos. Cada par de anteojos de sol de Qualia está hecho, en parte, de plástico reciclado, lo que no solo reduce la cantidad de desechos en el océano, sino que también promueve una economía circular y sostenible.

 

Así es el proceso de fabricación de los anteojos con material reciclado.

 

 

Pero la sustentabilidad de Qualia Eyewear va más allá del reciclaje. Martín se asegura de que toda la cadena de producción sea ética y responsable, desde la selección de proveedores hasta las condiciones laborales en las que se fabrican los anteojos. Además, la marca se compromete a donar un porcentaje de sus ganancias a organizaciones ambientales y sociales, demostrando así su compromiso con el bienestar de la comunidad.

Y siempre va un poco más allá. Qualia se comprometió a plantar un árbol por cada par de anteojos vendido, lo que contribuye a la reforestación y al cuidado del medio ambiente. Hasta la fecha, se llevan vendidos más de 40.000.

 

Hacen anteojos reciclando redes de pesca del mar de la Patagonia
Los anteojos hechos con plástico reciclado ya suman más de 40.000 unidades vendidas.

 

Y hasta armó un proyecto con médicos oftalmólogos para donar anteojos a personas que lo necesiten. Ya viajaron tres veces a zonas rurales de Chaco para hacer las consultas. “Atendimos a unas 700 personas, de las cuales unas 400 necesitaron gafas para mejorar su visión. Esto incluyó a adultos y niños. Creo que de esta manera cierro el círculo de la ayuda a la sociedad que siempre me interesó”, resalta Vázquez.

Hoy en día, Qualia Eyewear es mucho más que una marca de anteojos de sol. Es un símbolo de cambio, de innovación y de compromiso con un futuro mejor. Martín Vázquez ha demostrado que es posible construir un negocio exitoso sin comprometer los valores fundamentales, y su historia inspira a muchos a seguir sus pasos hacia un mundo más sustentable y consciente.

Mantenete informado todo el día. Escuchá AM550 La Primera aquí

Seguinos por la tele, en CN247 aquí

Comentarios