TEMPORADA DE NIEVE

La disciplina de esquí que es tendencia en las montañas patagónicas

La campeona nacional y figura olímpica, Natalia Lovece, nos cuenta de qué se trata el esquí nórdico, actividad que es una forma “atlética” de “pasear” en la nieve.
domingo, 7 de julio de 2024 · 22:01

Tres años tenía Natalia Lovece cuando vivía en Ushuaia y comenzó a practicar esquí nórdico, una actividad típica de montaña y nieve, que a lo largo de los años la llevó a ser 11 veces campeona nacional y representante del país en los Juegos Olímpicos. Hoy, esta campeona, enseña a grandes y pequeños, en Bariloche, a deslizarse sobre las tablas.

El esquí nórdico –o de fondo– nació en Noruega a mediados del siglo XIX; la primera carrera de la que se tiene constancia data de 1842. De hecho, la palabra proviene de esa zona europea y del nórdico antiguo “skid”, un trozo de madera cortado a la mitad. Esta práctica tiene su origen como medio de transporte, en medio de los bosques y la montaña, mucho antes de que existieran los modernos centros de esquí y los medios de elevación.

Así, el esquí nórdico se convirtió en una actividad deportiva a finales del siglo XIX, primero en los países escandinavos y después en el resto del mundo, en paralelo con el nacimiento del esquí alpino o de descenso.

 

La disciplina de esquí que es tendencia en las montañas patagónicas
Natalia Lovece es 11 veces campeona nacional de esquí nórdico y representante del país en los Juegos Olímpicos. Foto: Gentileza Lovece. 

 

Sueño cumplido

“Yo nací y me crié en Ushuaia, allá en Tierra del Fuego, y ahí vendría a ser como la capital del esquí de fondo. Mi familia practicaba la disciplina, mi mamá y mi papá lo hacían como algo más deportivo, de práctica y nosotros acompañábamos; mis hermanas más grandes ya competían. Era como una cuestión familiar”, cuenta Natalia sobre sus inicios en la disciplina.

Ella comenzó a competir a los 4 años en carreras infantiles. “Con el tiempo me fui profesionalizando en la disciplina y le di continuidad a lo que es entrenamiento, competencias y demás. A los 12 años me vine para Bariloche y acá seguí con lo mismo”, explica.

Con esta base, siguió compitiendo en provinciales y torneos más importantes hasta convertirse en campeona nacional - no una vez, sino 11 veces – acumulando unos cuantos galardones. “En Caviahue empecé con biathlon, que es esquí nórdico combinado con tiro con carabina, fui metiéndome un poquito en la práctica de esta otra disciplina. En el año 1999, ingresé al equipo nacional de biathlon, que depende de la Escuela Militar de Montaña y a partir de ahí empecé a representar al país en la disciplina. Gané el Sudamericano y todo eso me fue llevando a poder ser representante olímpica en el año 2002, en Salt Lake City, en Utah, Estados Unidos”.

Y destaca: “Poder representar al país en un Juego Olímpico es muy importante. Escuchar tu himno y todo, en cualquier competencia internacional, emociona mucho. Era como llevar la bandera a lo más alto. Fue un sueño cumplido, que tenía desde chica, y una vez que lo cumplí fue como tocar el cielo con las manos”.

La disciplina de esquí que es tendencia en las montañas patagónicas
Natalia en los Juegos Olímpicos de Invierno 2002 en Salt Lake City Estados Unidos, Utah, en la disciplina Biathlon. Foto: Gentileza Lovece.

 

Ganas de esquí

En la Patagonia, el esquí nórdico comenzó a posicionarse en los principales destinos de nieve. Por un lado, Ushuaia, gracias a sus valles nevados y a la temporada invernal más extensa de América del Sur, fue declarada la Capital Nacional del Esquí de Fondo. Tiene dos opciones, la Pista Francisco Jerman y la Pista Provincial de Esquí de Fondo (PIPEF).

En Bariloche se establecieron dos pistas oficiales, una en el cerro Catedral y otra en el Centro de Ski Nórdico del cerro Otto. La primera está homologada por la Federación Internacional de Esquí y es apta para competencias. Y, el otro espacio es recreativo e ideal para principiantes, pero también está totalmente preparado para competencias tanto de Biathlon como de esquí nórdico.

También en Río Negro, pero más al sur, en El Bolsón se puede practicar esquí nórdico. En la cota 1700 de Laderas Cerro Perito Moreno hay un escenario con poca pendiente, ideal para principiantes en este deporte.

En Neuquén, el Caviahue Ski Resort cuenta con un circuito de esquí de fondo a 1650 metros mientras que el nuevo centro Lago Hermoso Ski Resort también ofrece una pista de fondo de 5 kilómetros.

Sea donde sea que se practique, Natalia afirma que para comenzar a hacer esquí de fondo “lo importante es tener ganas de aprender.  En realidad, requiere un gran esfuerzo a nivel competitivo, tenés una preparación muy importante para llegar en óptimas condiciones arriba de la nieve, pero a un nivel inicial, en general es tener ganas, un poco de equilibrio. El paso inicial, el básico, es prácticamente parecido a caminar, entonces es mucho más fácil en el aprendizaje para cualquier alumno”.

Sobre el equipamiento, detalla que “lo diferente del alpino, es que el esquí de fondo tiene unas alas más finas, más largas, el canto es más pequeño. La fijación también es distinta, solamente está abrochada la parte de la punta de la bota y queda el talón suelto. Podés subir y bajar. Y los bastones son más finos y más largos; todo depende igual de la altura de la persona, el peso, la técnica”.

Al esquí de fondo se suma un “primo cercano”, para practicar el deporte todo el año, que es el roller-ski. Natalia explica que “se utilizan esquíes más cortos, metálicos, con ruedas en los extremos, como una herramienta para la previa a la actividad. Entonces, cuando no hay nieve se practicaba roller-ski, pero ahora es una nueva disciplina independiente”.

 

La disciplina de esquí que es tendencia en las montañas patagónicas
 La campeona da clases de Rollerski en Bariloche. Foto: Gentileza Lovece

Una combinación para disfrutar

Si Natalia tiene que elegir cuál es el mejor lugar para hacer esquí nórdico, se convierte en una difícil elección: “A mí todos los lugares me gustan”, dice y se ríe. “En España, en Candanchú, tienen una pista que vos pasás para las fronteras. Entonces nos íbamos a entrenar, salíamos, y era como que pasábamos las fronteras y entrenábamos por otro país; eso era como para mí muy sorprendente. La pista de los Juegos Olímpicos fue buenísima porque teníamos mucha altura, era todo como una escenografía. Lugares así hay un montón”, comparte.

“Más allá de que siento pasión por lo que hago, de toda la vida, yo creo que es un deporte recomendable para cualquier persona, que lo podés hacer individual o en grupo, podés compartir con un grupo de amigos o de compañía de entrenamiento o con tu familia, que no cualquier disciplina lo permite”, reflexiona.

La disciplina de esquí que es tendencia en las montañas patagónicas
Varios centros de esquí de la Patagonia son ideales para practicar el esquí nórdico.

Y añade: “es muy completo. Por decirte algo,  para una carrera se hace  natación, bicicleta, trote,  pique con bastones, o sea, tenés que prepararte con varias disciplinas a la vez para poder llegar de manera óptima a la nieve. Es lo que te exige”.

“A mí lo que me gusta es que combinás un deporte hermoso con la vista desde arriba, con postales impresionantes, únicas y lo hacés a tu ritmo; podés ir con toda la adrenalina o charlando y parando. A mí, algo de lo que me gusta es que lo podía compartir con mi familia, con mi mamá, mis hermanas”, concluye.

Mantenete informado todo el día. Escuchá AM550 La Primera aquí

Seguinos por la tele, en CN247 aquí

Comentarios