Medicina natural

¿Sabías que es posible sanar con las plantas de tu jardín?

Diente de león, kale, lechuguita del minero, alimentos crudos, mucha clorofila y aire libre. Ingredientes básicos que recomienda la médica naturista Sara Itkin para ganar salud en plena época de floración.
lunes, 5 de octubre de 2020 · 11:55

Por Cecilia Russo
Especial Bariloche


Después  de un largo invierno donde necesitamos alimentos calóricos y donde nos llevó mayor quietud estar dentro de casa, la primavera nos recibe con mayor sol, un clima agradable y nos invita a disfrutar y a vivir al aire libre. La primavera es el tiempo de nuevos comienzos, de mucha alegría, de días más extensos, temperaturas más agradables… Y, por qué no, se convierte, también, en el preámbulo para el verano y las vacaciones.

Con todo este nuevo despertar, con una hibernación más profunda que otras temporadas, la médica naturista y yuyera barilochense, Sara Itkin, nos comparte algunos consejos para ganar salud y preparar el cuerpo en primavera.

Antes que nada, Sara es una profesional de la medicina, que confía y trabaja en el poder de las plantas para sanar. Ella insiste en que las plantas “son maravillosas”, y que la vegetación y flora de la Patagonia – o del lugar donde vivamos – tienen  todo  para curar.

 

 

Sara Itkin: "Soy médica naturista porque abrazo al Naturismo como forma de vida".

“Cada lugar tiene sus plantas, las cuales son preexistentes a los Estados, a los alambrados. Y cada región tiene su planta para sanar. Eso me enseñó la Patagonia”, nos contó una vez.

Y también, nos confió un secreto: “Yo creo que hay que tener una visión preventiva siempre, vivir en salud y ahí las plantas son excelentes compañeras”.

Volviendo a la idea de preparar el cuerpo en esta colorida y enamoradiza estación, Itkin invita a que “la primavera sea un nuevo tiempo para revisar nuestro estado nutricional, nuestra salud, y apostar a repensar cada alimento que consumimos”.

Directo al crudo

A lo largo de los meses del invierno, nuestro cuerpo había entrado en letargo. En primavera, comienza a abrirse y pasamos a una fase de limpieza. “Entonces, también, nuestro  cuerpo empieza a desear comer alimentos crudos”, explica Itkin.

 

Infusión de ortiga: Baja la presión, flexibiliza las arterias y elimina residuos, aliviando gota y artritis.

 

Ahí aparecen los verdes: “Tienen en su composición clorofila, una sustancia importantísima para nuestra salud, porque nos revitaliza, aporta energía y salud. Además, tienen vitaminas C, provitamina A, minerales. El mayor movimiento, de alguna manera, necesita que hagamos un aporte de nuevos nutrientes”, indica la especialista.

Itkin insiste en que la mejor manera de consumir estos alimentos es de manera cruda para que no pierdan sus propiedades. Y no habla solamente de los verdes que podemos cultivar, sino también de los que aparecen de manera silvestre.

Diente de león, el mejor aliado en esta época

La naturaleza siempre nos va marcando el curso de la vida y si empieza a aparecer el Diente de león, será que debemos comer eso. “Es una de las plantas con mayor poder de depuración: Va a limpiar nuestro hígado, riñón, intestinos y aportar nutrientes”, dice la médica naturista.

 

Las flores, tallo y hojas del diente del león poseen propiedades maravillosas.

 

Y amplía: “Del Diente de león vamos a aprovechar a comer sus flores, que son ricas en polen y en lecitina (un acetite rico en fósforo, necesario para proteger nuestras vainas de mielina, que son el revestimiento de  nuestras fibras nerviosas, y fortalece el cerebro), y sus hojas (aportan clorofila, vitamina C, provitamina A, vitaminas del grupo B, hierro, potasio, magnesio y sustancias para limpiar y depurar nuestro cuerpo)”.

Sobre el Diente de león, Itkin señala que es una de las plantas con mayor poder depurador hepático ya que “logra inactivar sustancias como metales pesados que quedan guardaos por años en nuestro hígado y que, si no son removidos pueden, dada las condiciones, desencadenar cambios celulares que llevarían a algún tipo de cáncer”.

Otros yuyos

Durante la Fiebre del Oro, en California, a mediados del Siglo XIX, los mineros de Estados Unidos, ante la falta de alimento, el trabajo malsano y los problemas de salud que padecían, habían empezado a desarrollar una serie de complicaciones en el cuerpo: Neumonía, tos, cansancio, problemas en la piel.

 

Lechuga del minero, como una verde alfombra.

 

De a poco, comenzaron a consumir un alimento barato, sabroso y que les ayudaba a sentirse bien. Se trata de una planta que crece en suelos húmedos y frescos de zonas soleadas, aunque también está adaptada a las zonas sombrías. Es comestible y empieza a verse en primavera.

Los mineros californianos empezaron a recurrir a esta planta y a sanar. Hoy se la denomina lechuguita del minero y lo que curaba entonces era el escorbuto que padecían los trabajadores por estar tanto tiempo debajo de la tierra.

Sara explica que, luego, “los científicos descubrieron que la planta es riquísima en vitamina C, además de aportar minerales como el magnesio, el calcio y el hierro”; y agrega: “Qué mejor que empezar a consumir las hojas tiernitas de la lechuga del minero que van apareciendo bajo las sombras de nuestros árboles”.

 

 

“Todas las plantas tienen el poder de sanar”, asegura Itkin.

 

“Van apareciendo las hojas de kale en nuestras huertas: Una crucífera, hermana del repollo y del brócoli, que es rica en clorofila, provitamina A, vitamina C y componentes azufrados que  van a equilibrar nuestro sistema de defensa”, continúa la especialista en salud.

Entre otros alimentos ideales para esta época del año, Itkin agrega al listado beber infusiones depurativas de ortigas o cola de caballo, “hierbas remineralizantes y que eliminan sustancias toxicas de nuestro cuerpo, fundamentalmente, a través de la orina”.

Alimentos para acompañar la actividad física

A partir de septiembre, también, comienzan a potenciarse los momentos de estar en el jardín, salir a caminar, correr, andar en bici, es el tiempo donde la actividad física se hace más presente por el buen clima y mayor tiempo de sol. “Invito a hidratarse, que se acuerden de tomar mucha agua, consumir mucha fruta y variada”, opinó la médica.

 

“Todas las plantas tienen el poder de sanar”.

 

“Ahora, podemos conseguir los frutos rojos que crecen aquí, que tienen una gran cantidad de antioxidantes y son revitalizantes. Aconsejo verduras y granos integrales: mijo, quínoa, arroz integral y sus diferentes variedades, legumbres y brotes”, expresa.

Y también recalca sobre la importancia de la ingesta de frutos secos: “Aportan proteínas de buena calidad, ácidos grasos esenciales para la vida. La deficiencia de Omega 3 y Omega 6 trae aparejado trastornos en nuestro sistema inmune”.

Primavera: Un tiempo de revisión

Sin duda, la primavera es el puntapié inicial para revisar nuestra alimentación, no sólo para ganar salud sino también para ayudar a la economía local y ser conscientes de lo que consumimos.

En épocas de coronavirus –y también para combatir cualquier enfermedad contagiosa, viral o bacteriana – “es importante comer alimentos vitales”, aconseja Sara.

Y destina un párrafo aparte para los alimentos alcalinos: “Esta propiedad colabora a que el  PH sanguíneo esté igual, con lo que nuestro cuerpo pone en funcionamiento un montón de complejos sistemas para ayudar a desprenderse de sustancias que tienen un residuo ácidos”.

 

“Lo ideal es volver a cocinar en casa, comida simple y sencilla”.

 

“Aconsejo, para ganar salud, siempre consumir alimentos vitales; si son de la zona, mucho mejor. Si, además, son de cultivo agroecológico, mejor”, enfatiza.

Simple y sencilla primavera

“Buscar alimentos integrales, en lo posible libres de agrotóxicos y que se produzcan en la zona;  y evitar los que generen alergias, como pueden ser los alimentos procesados, con aditivos, con conservantes”, es básicamente  el mensaje que quiere dejar Sara.

Y, en resumen: “Lo ideal es volver a cocinar en casa, comida simple y sencilla”.

100%
Satisfacción
0%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios