SENDERISMO

Los asombrosos caminos de Huinganco son noticia

Huinganco fue declarada “Capital provincial del Senderismo de Montaña”.
lunes, 23 de noviembre de 2020 · 09:13

Quienes recorrimos las rutas de la Patagonia sabemos que tiene miles de rincones que dejan sin aliento, de bellezas (desconocidas) que alegran el alma, de espacios que invitan al reencuentro con la naturaleza más pura. Quienes recorrimos las rutas del norte neuquino, sabemos que la Patagonia es mucho más que la cordillera boscosa o la estepa inhóspita, sabemos que muchas veces es despojada, redondeada y mil veces asombrosa. 

Por estos días, el norte neuquino es noticia porque Huinganco -que en lengua pehuenche significa lugar de los huinganes (molles)- fue declarada “Capital provincial del Senderismo de Montaña” a través de la Ley 3262.

 

Foto de Neuquentur.

 

Esta localidad está al pie de la Cordillera del Viento, se encuentra a 469 kms. de la capital neuquina y forma parte del maravilloso “Corredor Neuquén Norte” junto a Chos Malal, Andacollo, Las Ovejas, Manzano Amargo y Varvarco.

Desde el ministerio de Turismo informan que “al igual que Andacollo, Huinganco también tiene sus orígenes ligados a la actividad ganadera y minera. Entre el siglo VIII y IX los pehuenches poblaron sus tierras aprovechando los humedales para criar sus animales. Luego poco a poco fueron asentándose pirquineros – buscadores de oro – de origen chileno en busca del preciado metal. El poblado creció y en el año 1964 se conforma la primera Comisión de Fomento”.

 

 

Foto del Ministerio de Turismo de Neuquén.

 

Caminitos mágicos

¿Por qué es la capital del senderismo de montaña? El “Jardín de la Provincia” (así se conoce a Huinganco) ofrece caminos y caminitos con mil opciones. Por un lado, tiene el Cerro Corona con sus casi 3000 metros; por otro, está el mirador San Pedro que nos ofrece una panorámica maravillosa entre el intenso azul del cielo y los bosques de pinos, desde donde podemos observar tanto el volcán Tromen como el Domuyo.

 

Foto de Neuquentur.


Un recorrido pedestre de unos cuatro kilómetros a través de las plantaciones de pinos hasta llegar a un ejemplar aislado en altura conocido como Pino Huacho o recorrer los caminos hacia el paraje Charra Ruca o el Área Natural Protegida Cañada Molina.

¡Y hay más! Huinganco ofrece a los visitantes un interesante circuito dentro de la localidad que incluye: el Museo Puesto Pedro Olave, donde se pueden observar elementos utilizados por los primeros pobladores. El Museo del Árbol y la Madera donde se exponen troncos petrificados, variedad de maderas de la región y unas rodajas de cipreses de más de 1200 años de edad (consideradas las más antiguas de América).

 

Foto del Ministerio de Turismo de Neuquén.

 

66%
Satisfacción
0%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
33%
Indiferencia

Comentarios