CURIOSIDADES

Amigos hasta las pezuñas

En Trelew acontece una historia de amor muy particular.
sábado, 7 de noviembre de 2020 · 18:51

Thiago es un niño de 8 años que vive en la ciudad de Trelew junto a su familia. Un 22 de diciembre del año pasado su papá volvió de la chacra, como siempre, pero esta vez con una sorpresa que cambiaría la vida de toda la familia: era un corderito bebé que su mamá lo había apartado al nacer y no tenía ninguna chance de sobrevivir si quedaba solo en el campo.

Foto: Thiago y Theo juntos desde chiquitos.

 

“Cuando Thiago vio a Theo, fue el primero en tenerlo en brazos” cuenta Nancy, la mamá del niño y también del carnero porque, a un año de aquél momento, Theo Doro (tal como es su nombre completo) también es parte de la familia y lo cuidan como a un hijo más.

Los dos pequeños son amigos inseparables. Se comunican a través de un silbido particular y, cada vez que Thiago lo hace, Theo viene corriendo. “Juegan a las carreras, hacen videos, juegan a la casita y mi nene le hace comida con pasto, se disfrazan de gauchos o, a veces, le pone vestidos (risas). Theo se prende en todos los juegos”, explica la mamá.

“Theo demuestra todo el tiempo su cariño hacia Thiago. A veces empuja la puerta para entrar a casa y va derecho a que Thiago lo bese y acaricie. Además, lo súper cuida, no deja que nadie lo pelee y, cuando jugamos con él (Thiago), da cabezazos para corrernos”.

Foto: Cuando Thiago anda en bici, Theo lo sigue atrás.
 

Nancy también cuenta que Theo Doro se integró fácilmente a la familia, en parte gracias a Lupita, la perra de la casa que lo adoptó como a un hijo. Recuerda que, a los pocos días de llegar, el corderito casi se muere y que la veterinaria les dijo que no había nada que hacer. “Cuando llegamos a casa, le contamos al nene lo que pasaba. Lloró mucho y lo primero que hizo fue abrazarlo y se durmió junto con él. Desde ahí, mientras Theo era chiquito, dormían siempre juntos”.

Theo ya tiene casi un año y es un carnero considerablemente grande. Ya no duerme en la cama del niño, tiene su corral y sus fardos de pasto para comer, pero sigue entrando a la casa a buscar pan y van a comerlo a escondidas los dos juntos. “También pide su meme porque aunque está grande todavía le gusta tomar mamadera”, comenta Nancy entre risas.

Foto: Post de Nancy: El es Thiago, mi hijo y su bebé Theo Doro jaja! Lo crió a mamadera ya que la mamá no lo quiso.... hoy ya tiene 3 meses! ❤❤Amor del bueno ❤❤
 

“La gente no cree que tenemos de mascota a un carnero pero al ver fotos y vídeos se sorprenden. Como mamá, me llena de amor y orgullo saber que mi hijo ama a los animales y que tiene un gran corazón. Lo de ellos es un amor único”, concluye esta mamá orgullosa del amor genuino que crece debajo de su techo.

Foto: “Si eso no es querer a un animal, sea cual sea… la verdad, felicitaciones por semejante cariño. Cuídalo, es tu mascota”, comentan en redes sobre las fotos de Thiago. 

Así son estas dos pequeñas ternuras que derriten las redes sociales cada vez que Nancy comparte fotos de su crecimiento, juntos y a la par. Pero, ¿qué pasará con esta amistad, cuando el animal se haga más grande y fuerte? es la pregunta recurrente en cada nuevo posteo de estos súper amigos. Más allá de tener una respuesta elaborada, compleja o que deje a todos contentos, ­Thiago responde con su frase de siempre: Juntos hasta que Theo sea viejito.

50%
Satisfacción
0%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
50%
Indiferencia

Comentarios