LITERATURA

Regalar la magia de leer

Nos regalamos historias constantemente. De hecho, todo regalo contiene un relato sobre cómo fue conseguido, el significado que posee para quien lo otorga y para quien lo recibe.
miércoles, 23 de diciembre de 2020 · 11:51

Las historias son los regalos más comunes de las épocas festivas. De hecho, todo regalo contiene un relato, uno sobre cómo fue conseguido, el significado que posee para quien lo otorga y para quien lo recibe; el anhelo y la anticipación, la emoción, intriga y sorpresa al desenvolver el paquete.

Las historias respiran entre los tintineos de las luces de Navidad y los minutos antes de la medianoche. Recapitulamos el año en los últimos días antes de empezar el que sigue, pero lo olvidamos en esas noches especiales, donde solo existen las historias del aquí y ahora. Nos regalamos historias constantemente, de esos últimos regalos, comidas, risas y abrazos que, en realidad, no serán los últimos. Nos obsequiamos la magia de las historias, de relatos religiosos, encuentros familiares y metas personales, independientemente de si hay regalos materiales o no.

Algunas historias circulan más allá de lo abstracto y oral. ¡Los libros son un regalo muy frecuente en estas fechas! Es usual arañar la papelería roja, verde y blanca que envuelve un regalo y ver asomarse un libro debajo. Para algunos, será su única lectura del verano o del año entero, una novela pasajera para llevar a la playa, el río o la plaza en una tarde. Para otros, será ese libro que quisieron leer todo el año y que un ser querido ha conseguido como regalo. Los ávidos lectores rogarán por novelas que solo serán un título más entre muchos, y algunos entrarán a la librería desesperados sin saber qué regalarle a alguien.

Todos necesitamos historias. Aquellas de lo que será el año siguiente, nuestros planes y sueños, aquellas de ver una estrella fugaz en las primeras horas del 2021, las anécdotas relatadas en las cenas familiares y los cuentos a los más chicos. Los relatos mejoran nuestro entendimiento del mundo, nos entretienen, expanden nuestra imaginación, reducen el estrés y nos exponen a nuevas experiencias. Por eso, a continuación les dejo algunas recomendaciones literarias para estas fechas.

Para quienes busquen fantasía:

“Una Magia Más Oscura” de V. E. Schwab, “El Circo de la Noche” de Erin Morgenstern, “The Poppy War” de R. F. Kuang, “El Nombre del Viento” de Patrick Rothfuss, y “Seis de Cuervos” de Leigh Bardugo.

 

Para quienes disfruten del realismo:

“Mi Sombría Vanessa” de Kate Elizabeth Russell, “La Ecuación del Amor” de Helen Hoang, “Los Siete Maridos de Evelyn Hugo” de Taylor Jenkins Reid, “Al Otro Lado del Océano” de Tahereh Mafi, y “Estrella de Mar” de Akemi Dawn Bowman.

 

A quienes les guste la ficción histórica:


“La Bailarina de Auschwitz” de Edith Eger, “Volverás a Alaska” de Kristin Hannah, “Bajo un Cielo Escarlata” de Mark Sullivan, “Lágrimas en el Mar” de Ruta Sepetys, y “El Ruiseñor” de Kristin Hannah.

 

Quienes busquen ciencia ficción:

“Una Obsesión Perversa” de V. E. Schwab, “Escuadrón” de Brandon Sanderson, “Illuminae” de Amie Kaufman y Jay Kristoff, “Amanecer Rojo” de Pierce Brown, y “Siega” de Neal Shusterman.

 

Para quienes quieran leer libros con protagonistas de la comunidad LGBTQ+:

“Con Amor, Simón” de Becky Albertalli, “Una Sonata de Verano” de Belén Martínez, “Al Final Mueren los Dos” de Adam Silvera, “Rojo, Blanco y Sangre Azul” de Casey McQuiston, y “Siete Formas de Mentir” de Riley Redgate.

Los que adoran las lecturas navideñas pueden probar:

“El Cuaderno de Desafíos de Dash & Lily” de Rachel Cohn y David Levithan, y “Un Regalo de mi Gran Amor” de Stephanie Perkins.

 

Contagiar la epidemia de los libros en plena pandemia

Es normal no sentir ganas de leer en los tiempos del COVID-19, lo cual es una de las muchas razones por la que la literatura corre peligro en el día de hoy. Es importante que no abandonemos el mundo de los libros y que contagiemos la epidemia de la lectura a pesar de la pandemia. Por ejemplo, distintas investigaciones han demostrado que incluso leer por tan solo 30 minutos reduce el estrés, ralentiza el ritmo cardíaco y baja la presión sanguínea.

Además, sin importar el género literario, el acto de leer nos transporta a otros mundos, vidas y realidades, un proceso que mitiga nuestra sensación de aislamiento y alienación que experimentamos con el distanciamiento social. La lectura estimula a todos aquellos estudiantes y académicos que se encuentran limitados a pantallas y teclados: estimula nuestra curiosidad y desarrolla habilidades críticas en un mundo en el que la educación enfrenta numerosos desafíos.

Sin embargo, conocer los incontables beneficios de leer no siempre es suficiente para agarrar un libro. Se necesita motivación y determinación, dos especies en peligro en cuarentena. Por eso es importante que busquemos llenarnos de historias de otras maneras. En las fiestas, con audiolibros, videos de Youtube, conversaciones online, en la televisión

La pandemia nos ha sacado las ganas de llenar nuestras mentes de historias. Pero necesitamos historias. Por eso, en estas fiestas, regalemos la magia de los buenos relatos. Supongo que es el mejor regalo posible ante lo que ha sido el 2020.

0%
Satisfacción
100%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios