Fotografía

La caja mágica de la no menos mágica Francis

"Contar historias (...) La fotografía es en mi vida una forma de transcurrir", nos dijo la creadora de imágenes Francisla de las Nieves. La escuchamos, vimos su obra, suspiramos y los invitamos a su maravilloso mundo.
miércoles, 17 de junio de 2020 · 09:32

Francisla de las Nieves se llama. Aunque no fue nombrada por los hermanos Grimm, es la protagonista de un cuento. Nació en Mainqué, donde fue La Francy, luego Francisla en la abogacía, hoy Francis en el mundo de la fotografía.

Dice que erradicó el “De las Nieves” por que de fría no tiene nada.

Esta creadora de imágenes en la Patagonia viaja cada año a Cuba, con su cámara y mil preguntas en la valija, buscando revelar lo que el espejo de la isla cubana le devuelve.

 


¿Cuándo aparece la fotografía en tu vida?
La fotografía llegó a mi por mi hermana mayor. Yo era todavía muy chica cuando ella se fue a vivir a España. Ya eso, en ese momento y para los que vivíamos en el pueblo era todo un evento. Volvió al año siguiente casada con un fotógrafo. Recorríamos el pueblo para que él sacara fotos. Me pareció siempre mágica la forma en que esos paisajes, para mi tan comunes, aparecían resignificados. Él embellecía eso que antes era la nada. Como si la cámara fuera una caja mágica capaz de recortar esa realidad y devolverla mejorada. Y después fue sumándose a eso la forma en la que la imagen iba dibujándose en el papel. Y seguramente fue esa circunstancia sumada a algún tipo de necesidad. 

 

 

En ese sentido la captura de imágenes apareció como una buena forma de luchar contra ciertos miedos, una forma de presentarle batalla al paso del tiempo, rescatar algunas situaciones antes de que desaparezcan para siempre. Contar historias. Y en algún punto la cámara me permite ser por un lado un testigo privilegiado y algunas veces, solo algunas, ser intérprete de aquello que pasa frente al lente.

La fotografía es en mi vida una forma de transcurrir. Un modo de mirar la vida. Una necesidad. En cada imagen hay una historia de vida que si es bien leída permite sacarse algunas cosas de encima al mismo tiempo que se apropia uno del bagaje ajeno. Todo junto y al mismo tiempo. Es una búsqueda constante. La posibilidad extraordinaria de volver algo inmortal.

 

 

¿Por qué Cuba?
Me atrae la isla, no puedo explicar con exactitud cuál es la razón que me hace volver una y otra vez. Supongo que debe tener relación con la forma en la que el tiempo parece haberse detenido, la dicotomía existente entre la libertad y opresión. El mar inmenso como límite infranqueable. Siento siempre cierta urgencia por volver como si hubiera algo más, algo que todavía no logro desentrañar. Algo que quizás no quiera resolver para no vedarme la posibilidad de ir hasta allá otra vez.

Me gusta pensar en mis imágenes como una invitación. Como una posibilidad de mostrarle al otro cuál es mi forma de mirar. Supongo que cuentan de mí aquello que todavía yo no he logrado entender. Tal vez hablen de mi necesidad de enraizar y moverme a la vez. Tal vez no cuenten nada o tal vez lo cuenten todo junto y a la vez.

 

 

75%
Satisfacción
0%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
25%
Indiferencia

Comentarios