Moda viva

Juliana García Bello, el arte hecho moda sustentable

Ropa vieja, telas descartadas, botones usados y una máquina de coser usada. Ella lo transforma todo en moda sustentable y el mundo comienza a descubrirla. 
lunes, 8 de junio de 2020 · 13:54

Donde muchos ven material inservible, la diseñadora-artista Juliana García Bello ve prendas que rescatan un sentido sustentable y profundamente humano de la moda. Ella lo ve y también quienes, desde todo el mundo, comienzan a poner foco en su trabajo. Conozcamos a la artista fueguina que, desde Holanda, planea un desfile en Hong Kong.

Juliana está radicada en Arnhem (Holanda) desde el año pasado y no ha dejado de recibir buenas noticias. Fue elegida como una de las 10 finalistas mundiales de Redress Design Award 2020, una de las competencias de diseño de moda sostenible más grande del mundo.

 

 

Seleccionada entre participantes de 46 regiones de todo el mundo, Juliana ya es una de los cinco mejores para la categoría de vestimenta de mujer que será definida en septiembre en Hong Kong. “Presentaré mi nueva colección, que se llama ´Herencia´. En ella busco trabajar con un sistema de indumentaria que de forma bastante seriada y automática podría llegar a hacerse en una fábrica utilizando ropa vieja. Trabajar con un sistema de indumentaria implica que cada prenda se pueda repetir”, nos explica desde Holanda.

El concurso, creado hace una década por la ONG Redress con sede en Hong Kong, pone el foco en reducir los desperdicios a través de la capacidad de los diseñadores para desarrollar prendas utilizando el concepto del "desperdicio cero" e impulsando la moda circular. 

 

A mi manera

Juliana trabajó ¨Herencia” íntegramente a partir de artículos donados por sus nuevos vecinos de la ciudad de Arnhem. Los convocó a través de cartelería en la vía pública, la página web de esa zona y también por el boca a boca. Trabajó con pantalones en denim, camisas de algodón y otros productos textiles, como manteles, que esas personas tenían en desuso en sus casas.

“Trabajo con una profunda consciencia en la sustentabilidad. En este sistema me inspiro en la herencia porque es una forma en la que aprendí a trabajar con mi familia y colegas a lo largo de mi vida. Esto lo pude entender recién en Arnhem, el barrio en el que vivo en Holanda. Trabajo con los vecinos de mi barrio, ellos son los que me donan la ropa”.

Y continúa: “Acá desarrollé dos colecciones -Esencia y Herencia- con una máquina vieja que me regalaron de una persona que falleció. Igual que en Argentina, empecé a pedir ropa y me empezó a llegar el material. Así fue como comencé”, nos cuenta con tono pausado.  

 

 

Enredada

La escuchamos y se nos dibuja una sonrisa al sentir que el mundo está abriendo sus puertas a esta diseñadora patagónica. Se lo comentamos y ella nos contesta con gran simplicidad: “Siento que se expandió lo que hago pero lo tomo siempre de la misma manera de siempre. Si bien exponer en Hong Kong parece increíble, en Argentina también trabajaba de esta forma. Es una muestra más de mi carrera y me da la posibilidad de seguir trabajando”.

Juliana tiene su método y nos lo cuenta. “Siempre estoy muy informada del mundo con el que me interesa relacionarme. Sigo a colegas, publicaciones, concursos y organizaciones de todo el mundo. Eso hace que me haga conocer en esa red, que fui generando desde Argentina”

 

 

Los caminos de la vida

“Tengo un cuaderno en el que anoto todos los concursos en los que me gustaría participar en algún momento o aplicar. Voy chequeando esos concursos y cuando hay uno con el que me siento más confiada y dan los tiempos, me presento. Así fue que en marzo me presenté en el concurso de Hong Kong, que trabaja con la sustentabilidad y proyectos que buscan expandirse a una industria un poco más grande”, dice.

¿Cuándo será el gran evento? Juliana nos responde: “Voy a estar allá supuestamente el 24 de agosto y el desfile es el 1 de septiembre. En el medio tenemos capacitaciones, y es algo interesante de este concurso en particular”.   

Los caminos de la vida la llevaron de Río Grande a mostrar su trabajo en Hong Kong. La dejamos con una sonrisa en el alma y los invitamos a seguir su trabajo. ((no se pierdan la galería de fotos )) 

 

0%
Satisfacción
0%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
100%
Indiferencia

Comentarios