CIENCIA

Cuidado extremo: los testeos puertas adentro de un laboratorio

A un año de declarada la pandemia, todo parece indicar que un test de COVID-19 será un análisis de rutina. Enterate cuáles son, cómo se hacen y qué información nos da cada uno.
martes, 9 de febrero de 2021 · 17:44

Después de casi un año de pandemia, la minuciosa y detallada enumeración de los síntomas que genera el coronavirus ya son parte de las conversaciones diarias que sostenemos con cualquiera a quien cruzamos en la calle, en casa o en el trabajo.

Fiebre, tos seca, cansancio corporal, pérdida del gusto y olfato, diarrea, entre otros; quien reúna tan sólo dos de los síntomas mencionados, por más de 48 hs, califica para el hisopado. Y es ahí donde el dinamismo con el que vivimos la pandemia nos hace incorporar nuevos términos a nuestro léxico a tal punto que, a veces, pareciéramos ser todos técnicos de laboratorio sin entender realmente a qué nos referimos cuando hablamos de PCR, anticuerpos o qué implica un test rápido.

Pero, a su vez estas oleadas de nueva información son un buen síntoma, indicio de que la ciencia nos ofrece distintas formas de testeos para saber si, efectivamente, tenemos COVID-19.

Ahora, ¿cuál es la realidad de los distintos testeos puertas adentro de un laboratorio? ¿Qué tipos de tests son los que se realizan en la Provincia de Neuquén? ¿Cómo se procesan las muestras a analizar? Especialistas nos lo explican en esta nota.

 

 

Búsqueda implacable

Una vez que aparecen los síntomas compatibles con el COVID-19, un médico puede pedir la realización de una PCR o de un test de antígenos para confirmar o descartar el diagnóstico. Por eso, para entender de qué nos está hablando el doc, una de las cosas que hay que saber es la diferencia entre antígenos y anticuerpos, por ejemplo, porque la diferencia entre lo distintos testeos reside en encontrar la presencia de unos o de otros.

En lenguaje sencillo, tal como explica la bioquímica Malen Hollmann (Mat. Prov. 843), los antígenos son sustancias que, al introducirse en el organismo, generan una respuesta inmune. “Son parte de un sustancia extraña, como por ejemplo un virus o algunas bacterias. En el caso de los virus, suelen ser un pedacito de la proteína del virus que deben contrarrestar. Y los anticuerpos, que también son proteínas (más conocidos como inmunoglobulinas), son las sustancias (Linfocitos B) que el sistema inmune genera o sintetiza para identificar y neutralizar estos antígenos y así contribuir a la respuesta inmune”.

 

Para poder ir en busca de esos anticuerpos o antígenos de COVID-19, hay tres formas de tomar una muestra: una, mediante el famoso hisopado (nasofaringeo); otra se realiza con una extracción de sangre y, por último, a través de la saliva, pero esta no es la modalidad más frecuente utilizada en los laboratorios de la provincia. “Una vez tomada la muestra, los test pueden ser tan rápidos que solo llevan minutos en arrojar un resultado, o pueden tardar hasta 72 horas en dar una determinación”, asegura Hollmann.

En enero, ANMAT aprobó un test argentino que detecta COVID-19 en 5 minutos. Se trata del primer test serológico rápido realizado por científicos de nuestro país y podría utilizarse en plazas, colectivos y escuelas para separar rápidamente a los positivos, según informó INTI.

Por último, hay otra gran diferencia a tener en cuenta y es que los testeos se dividen en dos grandes grupos: los que detectan una infección en curso y los que arrojan un resultado positivo cuando el virus ha estado presente en el organismo, dejando un trazo analizable en forma de anticuerpos. Y para eso, también hay testeo posible

 

En el laboratorio, cuidado extremo

El bioquímico Martin Mosca (Mat. Prov. 540), con amplia experiencia en laboratorios de la provincia, nos cuenta cómo es trabajar a diario, con el COVID -19 entre las manos.  

¿Cuáles son los distintos tipos de análisis para detectar el COVID-19 que hoy se hacen en Neuquén y qué nos permiten saber?

Existe la metodología rápida, que puede ser mediante la determinación de anticuerpos en una gota de sangre. El otro es el estudio de anticuerpos mediante una punción venosa. Ahí también se procesa la determinación de anticuerpos que pueden ser totales o parciales (IGM e IGG). Y, dentro de las metodologías rápidas por hisopado, está el antígeno rápido (el testeo que se realiza en los puntos “Detectar”). La muestra se toma con un hisopo de las fosas nasales y, en este caso, se buscan antígenos, no anticuerpos. La otra metodología que también se hace mediante un hisopado es la determinación del antígeno por PCR (Reacción en Cadena de la Polimerasa) que se obtiene entre las 48 y 72 horas posteriores a la toma de la muestra. Es una metodología ultrasensible y está considerada como Gold Standard, es decir, es la mejor por el alto nivel de sensibilidad que tiene y por el tipo de procesamiento de la propia técnica en sí. Este test busca el antígeno viral, si es que realmente se encuentra en las secreciones nasales.  

 

 

¿Qué instancia de la enfermedad debe estar atravesando el paciente para poder hacerse test?

Para el dosaje de anticuerpos (quimioluminiscencia o electroquimioluminiscencia) lo recomendable es que el paciente se haga la prueba, por lo menos 20 días después del contagio. Mientras que la metodología del anítgeno rápido se puede realizar pasadas las 72 horas, aproximadamente, de haber contraído el virus o de sentir los primeros síntomas. Ahí el antígeno se hace visible y se puede detectar. Y, en el caso de un paciente asintomático no tiene sentido hacer un dosaje de anticuerpos. Ahí, la única manera de detectar la presencia del virus es mediante la metodología rápida.

¿Qué margen de error tienen?

Es un compendio de cosas. Por un lado, hay mucha gente que llega a hacerse los testeos sin tener la información adecuada entonces se encuentran con resultados que no reflejan la realidad. No esperar el tiempo necesario para cada testeo es una posible causa de los fasos negativos. Además, cada metodología tiene su propio margen de error; también depende de cómo se realiza la toma la muestra, si tomas una muestra escasa, no lo detectas; y del momento en que el paciente se realiza la toma de la muestra. También depende de si el paciente tiene o no los síntomas. Y, en el caso del paciente asintomático, es más difícil el método de la pesquisa.

 

“Los métodos tienen que ver con lo que vas a buscar en cada testeo. No es lo mismo buscar anticuerpos, que los genera el organismo después de haber contraído el virus, a buscar el antígeno que es la presencia del virus. Pero, detectando la presencia del virus (encortar el antígeno positivo), la persona se puede aislar y no sigue contagiando”, asegura el especialista. 

 

¿Cuánto tardan en estar disponibles los resultados?

La disponibilidad hoy depende de la cantidad de muestras a procesar, pero las metodologías rápidas no tardan más de 20 minutos hasta un máximo de dos horas; y la metodología PCR lleva de 48 a 72 horas.

 

¿Cuánto sale cada test?

Al principio, cada institución lo cobraba según el beneficio de su bolsillo. Dependía del lugar a donde caigas. Pero luego, el Colegio de Bioquímicos de Neuquén, estipuló que las determinaciones valgan, la del antígeno por metodología rápida 4 mil pesos, el dosaje por PCR entre 6 y 8 mil pesos, y el dosaje de anticuerpos 3 mil. Y seguramente podrán tener algún aumento.

¿Cómo se protegen los analistas de las muestras para no contagiarse?

En el laboratorio los bioquímicos habitualmente trabajamos con muestras patógenas pero para tratar pacientes con coronavirus o sospechosos, los cuidados y el nivel de bioseguridad se tienen que extremar al igual que el cuidado de la higiene del lugar, tener siempre una corriente continua de aire, el lavado de manos constante y uso de guantes protectores, antiparras, máscaras, barbijo y camisolín descartable que se cambia con cada paciente.

 

¿Cómo se analiza una muestra con COVID- 19? ¿Qué procedimiento se aplica para ello?

Para los métodos con hisopados nasofaríngeo usamos tubos descartables con un medio liquido de solución fisiológica para poner el hisopo. En el caso del rápido, ya vienen todos los materiales dentro del kit que utilizamos (marca Abbott). Vienen 25 determinaciones para 25 pacientes y cada kit contiene su hisopo, su tubo para hacer la disolución y el cassette reactivo, todo descartable.

 

“Creo que un test de COVID-19 va a ser tan común como cualquier otro análisis de rutina, como lo es el de HIV, por ejemplo. Los testeos serán una medida más de sanidad”, asegura Mosca.

 

¿Cómo creés que será, de aquí en más, la nueva normalidad respecto de los tests?

Lo que está pasando es algo que no esperábamos, nos sorprendió a todos y también a la comunidad científica. Y esto, día a día nos va demostrando cosas nuevas, nos enseña a tener cuidados a nivel personal y a nivel comunitario, nos abrió los ojos en muchas cosas. Y también hemos aprendido a convivir con un nuevo integrante que ya está instalado. Por eso creo que un test de COVID-19 va a ser tan común como cualquier otro análisis de rutina, como lo es el de HIV, por ejemplo. Los testeos serán una medida más de sanidad.

0%
Satisfacción
0%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios