EDITORIAL

Sucesos neuquinos

La política no ha permanecido ajena a la situación que vive la institución policial y por supuesto que el oficialismo es quien pone el pecho a la situación y enfrente están quienes no quieren asumir el costo de fijar una posición. Nadie que tenga verdadera vocación de poder puede permanecer ajeno a la crítica situación que se vive, si alguien aspira a gobernar la provincia debe evitar la demagogia y asumir que la Policía es una institución consustancial al funcionamiento del Estado. Subirse a la demanda es un peligroso acto de demagogia política.
domingo, 14 de septiembre de 2014 · 14:24


El inusitado ataque que sufrió la casa del subjefe de la policía marca claramente el clima de tensión que se vive dentro de la fuerza neuquina. Nada se ha resuelto desde el acuartelamiento de diciembre pasado o al menos ninguna solución que deje conformes a quienes  fueron los promotores del alzamiento. Hay una puja política muy fuerte que además se alimenta desde la interna partidaria.
La idea de la sindicalización es parte del debate. Pero no es la parte sustancial de lo que se está debatiendo dentro de la Policía de Neuquén. Hay una discusión de poder más profunda. Lo que está en juego es la institucionalidad misma; si un grupo de facinerosos logra imponer sus criterios por sobre la cadena de mando legalmente establecida será el quiebre definitivo. La Policía está debatiéndose entre la depuración  y el retorno a sus ricas tradiciones o en terminar por ingresar en esa gris zona donde la frontera entre lo legal y lo ilegal es muy estrecha.
La política no ha permanecido ajena a la situación que vive la institución policial y por supuesto que el oficialismo es quien pone el pecho a la situación y enfrente están quienes no quieren asumir el costo de fijar una posición. Nadie que tenga verdadera vocación de poder puede permanecer ajeno a la crítica situación que se vive, si alguien aspira a gobernar la provincia debe evitar la demagogia y asumir que la Policía es una institución consustancial al funcionamiento del Estado. Subirse a la demanda es un peligroso acto de demagogia política.
Se acabó el idilio
La decisión de la vicegobernadora Ana Pechen de intentar lograr su habilitación para intentar ser gobernadora no cuenta con el aval del primer mandatario Jorge Sapag. Y eso implica que la lista Azul esta fuera de la jugada política de la vicegobernadora. Lo dijo el gobernador durante la entrega de viviendas en la capital neuquina. Para el gobernador es un tema que no está en discusión ni se va a discutir, es decir que está fuera de cualquier agenda del Ejecutivo. La intención de Pechen es clara, quiere seguir estando en la discusión manteniendo su protagonismo y por caso también su poder. Algo perfectamente entendible, lo que sí cuesta entender es por adonde podrá filtrar sus pretensiones, lejos de la mano de Sapag, enfrentada con Pereyra y muy lejos de Jorge Sobisch la vicegobernadora debe armarse de aliados y mantener una estrategia que la acerque a su objetivo. Por ahora ha logrado instalar la discusión ha ganado la calle con una llamativa campaña. Pero como se sabe, el marketing en política es lo más accesibles, las campañas se pueden adquirir llave en mano. Lo difícil es dar anclaje social a esas   pretensiones.
Rioseco es Scioli
El intendente de Cutral Có ya asumió que será el candidato que acompañará la propuesta del oficialismo nacional en Neuquén. Al menos hasta ahora Daniel Scioli es el candidato del gobierno, mientras en la cancha se mueven otras figuras más afines al kirchnerismo. Por su parte Ramón Rioseco ya se decidió por acompañar al gobernador bonaerense y eso va a trabajar en la provincia; del mismo modo que Horacio Quiroga eligió seguir a Sergio Massa para tener su candidato "propio”,  su potencial socio en una coalición provincial también cerró con un presidenciable.
La profusa campaña callejera que lleva adelante Rioseco desde hace ya un tiempo tiene un importante costo que seguramente mitigará ahora con el aporte de Scioli. Los grandes sponsors están todos en el centro del país y por supuesto en la provincia de Buenos Aires. Los vínculos del gobernador Scioli son de una importancia fundamental para las pretensiones del intendente de Cutral Có y en eso pensó Rioseco a la hora de tomar la determinación de sumarse a la propuesta de Scioli. Tiene un valor político importante ahora, hay que esperar la constatación empírica de esta decisión.
El cronograma político
Conocida la decisión del gobernador Sapag de efectuar las elecciones en el primer semestre de 2015, anticipándolas de las PASO nacionales se preanuncia un cronograma electoral cercano; hay que esperar que las elecciones internas del MPN sean en diciembre de este año. De confirmarse esto se empieza a estructurar el escenario político, y se larga la carrera por la gobernación. 
Es muy probable que la fecha de las internas por los cargos partidarios se conozca a fines de septiembre primeras semanas de octubre y allí se sabrá quién es quién dentro del oficialismo. Estarán Guillermo Pereyra, Jorge Sobisch y el candidato de la lista Azul en una compulsa por el cargo de gobernador?  Se mantendrá la tesitura de Alicia Comelli y Lucila Crexell de mantener como mínimo una candidatura femenina? Todos estos interrogantes comienzan a vivir tiempo de descuento. El año calendario sigue pero el año político recién comienza.

 

M.E.G. 



Comentarios