EDITORIAL

Un instante...para siempre

El gobierno a través de Jorge Sapag puso en la cancha la decisión de aggiornar la dirigencia y armó una lista con una mezcla de jóvenes y viejos dirigentes marcando el tránsito hacia una nueva etapa del partido y de la provincia. Una forma de establecer un correlato partidario de lo que es la nueva instancia económica que le toca vivir a la provincia. Una especie de refundación. Así al menos lo ve Jorge Augusto Sapag, el principal referente de la lista Azul y gobernador de la provincia. Ha sido él y solo él quien ha ido moldeando la escena política de los últimos años, dejando atrás la impronta de Jorge Sobisch y subiendo a escena a todas las figuras que fueron siendo útiles a las distintas etapas de construcción política. Le han tocado buenas y malas situaciones pero los hechos demuestran que al final ha logrado imponer sus criterios y ha obtenido resultados que le posibilitan pretender la continuidad de su proyecto. O tal vez el proyecto de los azules, que aun escindidos y agrietados siguen siendo azules.
sábado, 27 de septiembre de 2014 · 22:28
Cuando algo va a suceder, sea un hecho mínimo, grandioso o hibrido, se predisponen los actores, se vuelven importantes los detalles y luego cuando se concreta el hecho aparece la subjetividad de los relatores. Y allí se tergiversa la verdad y se reemplaza por la verdad histórica o sea el relato que imponen los vencedores. Comienza la historia oficial con su propia épica, sus propios intereses y desde luego sus personajes intangibles. Así, poco a poco se construye  la mitología que se impone  como doctrina. Vivimos esas horas en la política neuquina. De momento, de a poco, se va definiendo el escenario donde se va  a producir el quiebre o la continuidad de un estilo político impuesto por el partido gobernante. Son esas horas de de espera y también de esperanza; para algunos con mayor fe para otros con incredulidad. 
Toda esta introducción viene a cuento de lo que acontecerá esta semana entrante cuando el MPN determine la fecha de las elecciones internas para definir la principal candidatura: la de gobernador. Son tantas las figuras que pretenden ese cargo como de desiguales las posibilidades de alcanzarlo. Al menos ese es el convencimiento de quienes conocen desde adentro los mecanismos de funcionamiento del MPN.
Los nombres y las pretensiones se suceden pero las posibilidades se cierran alrededor de dos o tres nombres y esos nombres representan tanto de historia como de futuro del MPN. El gobierno a través de Jorge Sapag puso en la cancha la decisión de aggiornar la dirigencia y armó una lista con una mezcla de jóvenes y viejos dirigentes marcando el tránsito hacia una nueva etapa del partido y de la provincia. Una forma de establecer un correlato partidario de lo que es la nueva instancia económica que le toca vivir a la provincia. Una especie de refundación.
 Así al menos lo ve Jorge Augusto Sapag, el principal referente de la lista Azul y gobernador de la provincia. Ha sido él y solo él quien ha ido moldeando la escena política de los últimos años, dejando atrás la impronta de Jorge Sobisch y subiendo a escena a todas las figuras que fueron siendo útiles a las distintas etapas de construcción política. Le han tocado buenas y malas situaciones pero los hechos demuestran que al final  ha logrado imponer sus criterios y ha obtenido resultados que le posibilitan pretender la continuidad de su proyecto. O tal vez el proyecto de los azules, que aun escindidos y agrietados siguen siendo azules.
La respuesta del mes no la tenemos en esta columna. Pero sin duda que es la pregunta que todos los analistas tienen en mente: quien es el elegido de Sapag para confrontar por el sillón que se apresta a dejar. Será el ministro Omar Gutiérrez quien ganó las internas partidarias? Los más experimentados creen que el mismo resultado ya lo impuso y que el gobernador cree que es el hombre indicado para pelear por la continuidad del gobierno y para que la transición sea una cuestión que no le genere sobresaltos. Todo esto desde la óptica de quienes la posición dominante en este tablero que recién se está conformando. 
Desde la oposición interna las posibilidades son menores en cuanto a recursos pero no en lo que se refiere a la ganas de confrontar. De este modo el senador Guillermo Pereyra reforzó su decisión de ser el que encabece una alternativa a la de los azules de Sapag. La sinuosidad de los resultados que le han tocado vivir ha obligado a Guillermo Pereyra a modificar el rumbo a la gobernación con marchas que aceleran y desaceleran su caminata. El cuaderno de bitácora de Pereyra sigue siendo el mismo pero la percepción de quienes esperaban una acción más decidida del petrolero ha menguado. Sus fieles seguidores confían, los que miran desde afuera mermaron sus expectativas. Pereyra debe reconstruir ese entusiasmo que suscitaba meses atrás. Y esa es una tarea que depende exclusivamente de su propio entusiasmo.
La otra figura que debe definir los pasos a seguir es Jorge Omar Sobisch; ya se sabe que desde lo personal su interés está centrado en la gobernación de la provincia y no hay ningún otro cargo que lo entusiasme. No hay entonces ninguna posibilidad de que el ex gobernador quiera formar parte de un arreglo integral que evite la confrontación. 
Tras conducir un proceso de normalización partidaria y de crecimiento del MPN, Sobisch se fue de la provincia por unos días y desde ese lugar fue estudiando y dando señales para que se comience con una movilización de su sector que tendrá por objeto ir definiendo la posición política que asumirá.
Nadie descarta nada; todos están viendo con que cartas cuentan para dar la pelea. Todos los que asumen protagonismo en esta instancia están inspirados en las mejores tradiciones partidarias y todos creen encarnar la historia del Movimiento. Pero habrá una sola verdad y esa verdad la escribirá el que se quede con la candidatura a la gobernación. Ya está llegando ese momento en el que -al decir de nuestro Jorge Luis Borges en la biografía de Tadeo Isidoro Cruz - "Cualquier destino, por largo y complicado que sea, consta en realidad de un solo momento: el momento en que el hombre sabe para siempre quién es..."

 

M.E.G.



Comentarios