LA POLÍTICA EN NEUQUÉN

Internas del MPN: oficialismo movedizo y opositores escondedores

El partido gobernante se metió de lleno en la pelea interna. Los sindicalistas K se la tienen jurada a Pechi.
domingo, 14 de octubre de 2018 · 11:13

El MPN ha echado parte de sus cartas sobre la mesa. La dupla del oficialismo partidario Omar Gutiérrez-Guillermo Pereyra ha dado muestras de que la  campaña está iniciada. Los gestos y movimientos así lo indican. 

Los últimos 10 días, el dúo de la coalición gobernante fue protagonista de una maratónica serie de actos. Añelo, Rincón de los Sauces, Centenario, Zapala, Aluminé y Villa Pehuenia fueron los lugares en donde Gutiérrez y Pereyra dieron rienda suelta a su amor por la camiseta "oficialista".

Ya habían rastrillado toda la provincia. Ahora están tomando contacto con afiliados, militantes y adherentes al partido gobernante.

Los opositores internos, en este caso los Rebeldes y Federales del Vicegobernador, Rolando Figueroa, continúan con el armado de lo que será su campaña proselitista. Una rebeldía sin muchos movimientos ni tantos gestos.

En el plano extra MPN la cosa está mucho más clara. El Intendente de Neuquén, Horacio "Pechi " Quiroga estará expuesto a todas las picardía y maldades que usted y yo podamos imaginar.

La discusión por el saneamiento de la caja previsional municipal en el Concejo Deliberante fue el anticipo de los meses por venir.

Los sindicalistas de ATE y SITRAMUNE son activos militantes kirchneristas y no le dejarán pasar oportunidad de objetar sus medidas "antipopulares".

Mientras tanto está semana surgió nuevamente un tema preocupante pero que no está en la agenda de los gobiernos.

El barrio Nueva Esperanza Urbana y Rural está funcionando como receptor de la mayoría de las familias que cada día se radican en la capital provincial. Asentamientos irregulares que también obligan a la dirigencia vecinal a clamar por mayor atención del Estado provincial y municipal. Faltan servicios y atención en todo lo que podamos imaginar.

Nueva Esperanza es hoy uno de los focos hidatídicos más importante de la Confluencia de Río Negro y Neuquén. 

La faena clandestina y la falta de políticas zoofitosanitarias que pongan coto a la proliferación de perros cimarrones son uno de los temas de mayor preocupación en el asentamiento de la meseta.

Mientras tanto los gestos y movimientos están direccionados hacia otro lado.

Alejandro López 

23%
Satisfacción
0%
Esperanza
15%
Bronca
10%
Tristeza
36%
Incertidumbre
13%
Indiferencia

Comentarios