BALANCES

En el petróleo, "el dato mata el relato"

Se conocieron los datos estadísticos de la actividad en el mundo y en Argentina. En la cuenca Neuquina se incrementó la cantidad de equipos, pero bajaron las etapas de fracturas. Un dato que refleja el compromiso de la industria.
viernes, 14 de mayo de 2021 · 00:00

A nivel mundial, abril registró una caída de 69 equipos de perforación comparado con el mes de febrero. En la actualidad, se encuentran operando 1028 equipos de perforación en tierra y 178 en plataformas off shore, mientras que en febrero de 2021 se contabilizaron 1092 torres on shore y 183 off shore.

Aun así, la tendencia de los últimos meses es sostenida y se observa una recuperación general cautelosa teniendo en cuenta el incremento de la demanda y el precio internacional del barril que muestra una recuperación del orden del 3% mensual.

En este contexto, Estados Unidos continúo liderando el crecimiento de la actividad el pasado mes sumando un 7% más de equipos con respecto a marzo, lo que le permitió alcanzar prácticamente el nivel de actividad pre-pandemia.

En Argentina, de 43 equipos activos en febrero de 2021 se pasó a 50 torres de perforación. El primer trimestre del 2021 mostró indicadores más alentadores respecto al primer trimestre de 2020 donde la industria se preparaba para amortiguar el duro golpe que generó el Covid-19 en la economía mundial.

Otro indicador de crecimiento sostenido de la industria son las etapas de fractura. En abril se contabilizaron 429 etapas sobre 983 ejecutadas en marzo del mismo año.  La caída del 44% en este segmento de la actividad se manifestó en todas las operadoras, observando que la empresa YPF solo logró realizar 143 etapas sobre las 284 realizadas en marzo; PAE registró 166 sobre 263, Tecpetrol contabilizó 56 sobre 156, Shell 13 sobre 124 y Pluspetrol 41 sobre 68 etapas registradas el mes pasado.

Es importante destacar el compromiso de la industria ante la incertidumbre social y política que mostró Neuquén durante el mes de abril. Para contrarrestar algunas afirmaciones, en la cuenca Neuquina durante febrero se contabilizaron 27 equipos de torre y en abril se registraron 34 perforadores.

Es decir que con un “lockdown” de la actividad por parte de trabajadores estatales neuquinos, se registraron en Neuquén 7 equipos de perforación más que en febrero de 2021, mientras que en el Golfo San Jorge se mantuvo la misma cantidad. En la calle existe el dicho que “billetera mata galán” y en la industria “datos mata relato”.

Un tema no menor que se analiza en los escritorios de las grandes compañías petroleras es el gasto de capital o bien denominado CAPEX. Es decir, los empresarios no solo ponen en la columna de las pérdidas los costos operativos que debieron afrontar durante 20 días que la provincia estuvo parada, sino el impacto que este retraso tiene en el CAPEX y consecuentemente en la producción futura.

Es obvio que estos episodios perjudican los programas y estrategias de largo plazo tan necesarias para la eficiencia en el desarrollo de Vaca Muerta, poniendo a las empresas del segundo anillo en una situación más que complicada.

Los contratos que las operadoras tienen con empresas dedicadas a la construcción de pozos nuevos, operación de fracturas, logística de arena y cualquier otro servicio asociado a la perforación y terminación están diseñados para atender una demanda continua bajo la modalidad On Call.

Es decir que si las operadoras denunciaron la “fuerza mayor” ante la autoridad de aplicación, las empresas del segundo anillo no podrán reclamar a las compañías petroleras los gastos operativos, formando una catarata de perjuicios económicos que el mismo Estado provincial no está en condiciones de resolver.

Una realidad de la que nadie habla, pero que también puede matar el relato.

Mantenete informado todo el día. Escuchá AM550 La Primera aquí

Seguinos por la tele, en CN247 aquí

Comentarios