¿HAY RESPONSABILIDAD DE LOS PADRES?

Los accidentes y los niños

En Pinamar falleció un chico de 10 años manejando un cuatricilo. En Neuquén la foto muestra como conducen un tractoelevador con un niño en la falda.
jueves, 30 de enero de 2014 · 08:57

Neuquén.-  Durante la jornada de hoy el tema del debate nacional es la muerte de un niño de 10 años a causa de un accidente con  un cuatriciclo en la localidad balnearia de Pinamar.

El niño sufrió graves lesiones en la cabeza que finalmente provocaron su muerte. Viajaba junto a un primo de 15 años, que resultó con heridas y se encuentra internado.

Hoy el común de la gente se pregunta: en este accidente ¿hay culpa compartida de los padres que le permiten manejar un cuatriciclo a su hijo menor de edad?

INCONSCIENCIA EN NEUQUEN

No hace falta viajar  hasta Pinamar para observar cómo padres ponen en riesgo la vida de menores. En Neuquén, en calle Lanín al 250 frente al mercado chino, la foto muestra como una persona maneja y maniobra un tractoelevador llevando entre sus faldas a un menor.


¿Qué dice la legislación sobre el uso de los cuatriciclos?

La Resolución 108/03 de la Secretaría de Comercio Interior de la Nación "considera cuatriciclos a aquellos vehículos ligeros de cuatro ruedas, con manubrio, asiento del tipo monociclos y mecanismo de cambio de velocidades con o sin marcha atrás".

El conductor del cuatriciclo deberá poseer licencia de conductor habilitante, casco reglamentario y protección ocular en el caso de que aquel sea abierto. Está terminantemente prohibida la conducción de cuatriciclos por menores de edad.

En la legislación, que se enmarca dentro de la Ley Nacional de Tránsito Nº 24.449, se especifica que "desde el punto de vista técnico la mayoría de estos rodados fueron diseñados  para ser utilizados en superficies blandas (tierra o arena) y en zonas pedregosos, nunca en caminos pavimentados (rutas, autopistas o calles)".

Al respecto, en la normativa se considera que su uso "generalmente es de tipo deportivo, recreativo, o agrario". Y se apunta que como la mayoría de los modelos tienen un palier fijo y son de tracción trasera, "no están preparados para circular por el asfalto". "Se ha observado en este sentido que pierden estabilidad fácilmente al realizar maniobras de giro", se advierte.

Los cuatriciclos no cuentan con el certificado LCM, (Licencia de Configuración del Modelo) otorgado por la Secretaría de Comercio Interior de la Nación, que acredita la existencia de las condiciones técnicas para la circulación (espejos, luces, cubiertas apropiadas, entre otros.); por esta razón, no pueden circular por la vía pública.

El concesionario que vende el cuatriciclo entrega la documentación correspondiente con una nota que alerta de la prohibición de circular en el marco de la Ley de Defensa al Consumidor 24.240.


Comentarios