Fiesta del Ñaco en El Cholar

Figueroa en el norte: "preparados contra la adversidad"

El vicegobernador Rolando Figueroa participó de la fiesta que homenajea la producción de trigo en el norte neuquino.

Figueroa en el norte: "preparados contra la adversidad"

El vicegobernador Rolando Figueroa encabezó, junto al intendente de El Cholar, Néstor Fuentes, el acto central por la XIII Fiesta Provincial del Ñaco, una celebración en homenaje a los antiguos pobladores que cultivaban trigo en el norte neuquino.

“Neuquén es humilde y mestizo como dice nuestro himno, y está fiesta es un homenaje al trabajo de los hombres y mujeres del norte neuquino que siempre estamos preparados para enfrentar la adversidad”, dijo Figueroa.

“El Pehuén da frutos de otoño, porque justamente cuando las condiciones son más duras es cuando los del norte neuquino damos nuestros frutos para afrontar la adversidad”, agregó y dijo que eso es lo que se festeja en esta fiesta, “una fiesta de la producción, el ñaco, la trilla, pero principalmente del respeto hacia nuestras raíces”.

El vicegobernador también destacó las obras que se están realizando para mejorar los servicios, como las mejoras en el predio de la fiesta, la ampliación de la hostería y la construcción de la primera sede del Banco Provincia del Neuquén que será inaugurada antes de fin de mes “para que la gente pueda hacer los trámites en casa y a la vez el turista tenga un servicio más”.

También estuvo presente el intendente de Chos Malal, Hugo Gutiérrez, autoridades, concejales de la localidad y se reconoció a los directores de cultura de la municipalidad que a lo largo de los años fueron encargados de la organización de las distintas ediciones de la fiesta.

La Fiesta del Ñaco surge con el propósito de homenajear al trabajo de los productores de trigo y la presencia hasta hoy en la región del Molino San Francisco, cuya licencia nacional data del año 1908, convirtiendo a la localidad en un histórico centro de producción agrícola de productos derivados del trigo como ñaco, harina y frangollo.

 

 

Comentarios