Nido de las Manos

Estrellas de mar

Cuando Rocío y Agostina Eraso desembarcaron en la gran Capital, aún podían ver detrás de sus párpados cerrados el color del mar patagónico. Y cuando en silencio se detenían a pensar en los no, el recuerdo del arrullo del viento los devolvía sis.
viernes, 11 de enero de 2019 · 00:00

Por Mime Mascaró

 

Del placer que sentirían aquellas niñas hermanas, de vestir de su mar de la infancia a las mujeres de su adultez. 

Y de cómo una reivindicación de seda y poesía con prendas cosidas con cintas de moebius, pronto les permitiría a ellas vestir de Patagonia a las mujeres de la Argentina.

 

La mar estaba Justa

Vestido Mare. Colección verano ´19 Estampa Mare.

 

En sus colecciones nombres como “Valdez” “Bustamante” o “Pedral”, son palabras comunes, porque siempre, de alguna forma u otra, vuelven a la Patagonia.

Su última colección se llama Estampa Mare, en honor al mar patagónico.

Cartera Mare. Estrella de mar con reminiscencias patagónicas.

 

“Todas las estampas del mar están 100% inspiradas en el mar de la Patagonia. Nuestra última colección se llama Estampa Mare. Tiene corales, pulpos , caracoles, estrellas de mar...todos inspirados en nuestra biodiversidad” nos cuenta Rocío y sigue “La estampa se desarrolló con un dibujante, se pintó todo a mano y se digitalizó, respetando el trazo de artista”.

 

Kimono Blossom. Acuatics Stars.

Justa Petra tiene mucho de impronta familiar de mujeres apasionadas por la moda. Su abuela Ana era Directora del Enet de Trelew y de ella heredaron la pasión por coser y bordar y su primera máquina de coser. Petra es el nombre de su tátara abuela. Una española - y reconocida bordadora- que llegaría en barco al país.

Fauna y flora patagónicas hechas prendas.
 

La cautivante levedad del ser 

Llegaron a la ciudad, ya en calidad de diseñadoras. Y crearon prendas y más prendas, una junto a otra, hasta formar un estilo. De haber sido poetas, se habría dicho de su pluma que escribía los versos más hermosos y valientes.

Las telas pueden ser rosas, celestes y nude, de seda o de algodón, pero después de sus manos se vuelven otras cosas, miles de otras cosas hasta que dejan de serlo para adquirir existencia, la inquietante y frágil existencia del arte.



 

 

 

100%
Satisfacción
0%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios

Cargando más noticias
Cargar mas noticias