Nido del cielo

...y un paisaje de tiempo que los llenó de amor.

Después de millones de años de preparación, finalmente la formación rocosa Los Bolillos nos llevó hasta las estrellas.
domingo, 13 de enero de 2019 · 20:33

Ayer, pasadas las 20:30 comenzó la 3° edición del trekking nocturno “Camino a las Estrellas”, una caminata por Los Bolillos de 10 km organizada por la Comisión de Fomento de Varvarco (Neuquén). 

La experiencia tuvo de trekking y de suelo, pero más tuvo de estrellas y de cielo.

Como un faro de fuego y tierra el Volcán Domuyo guió a los caminantes.

 


Vamos subiendo la cuesta que arriba Varvarco se vistió de fiesta.

 

Primera parada: El criancero nos cuenta su historia. Una historia de más de 100 años de estirpe de campo profundo.

 

Más cerca del suelo, más alto el Vuelo.

 

Hombres, mujeres y niños; padres con hijas en hombros, madres atando cordones, algunos abuelos, un caniche toy y un punk.

 


Por unos momentos los chenqueles leta de arco pintaron salita de primeros auxilios. Una caminante y una reacción alérgica detuvieron el paso. El equipo organizador -veloz de reflejos- hizo llegar al equipo de salud y... sana, sana acá no pasó nada.
 

Aunque la oscuridad de la noche la tornaba un tanto lúgubre, la casa de piedra, -construcción antigua de una vivienda construida debajo y sobre un chenquel cueva- en otro tiempo fue un hogar. 

 


La grieta. 

 


Que ese olor fuerte y un poco agrio es la chinchemolle, que el coco coral es la rosa mosqueta, que el mote preparado con quinoa es una forma de rescatar un alimento autóctono, de todo eso se habla cuando se habla con un lugareño.

 

Maná cordillerano.

 


La misa criolla: chivos a la estaca. Cada paso de su cocción es una ceremonia. 

 


El corralito. Los niños se acercan al fuego para juntar calor mientras esperan en el campamento La Matancilla la llegada de los caminantes.

 


Ensalada popular. Las vecinas de Varvarco preparan las ensaladas para los más de 375 comensales..

 


¿Guías experimentados? O ¿Experimentados que guían? “Cuando era chico vivíamos en las Termas del Domuyo. Para llegar a Varvarco por alguna emergencia de noche, nos guiábamos por las siluetas de los cerros”, nos contó un lugareño-guía de la caminata. 

 

Chivo expiatorio: la mesa está servida .Después de 11.36 kms de recorrido, de 251 ms. ascendidos y de 4 horas y media de travesía llega el final de fiesta.

---------  

 

Agradecimiento:


Fam Press significa viaje de familiarización. Y este fue nuestro viaje de familiarización al Norte Neuquino. Nos sentimos familia. Nos sentimos en casa. Gracias Patricia Tapia y equipo,  Ministerio de Turismo de la provincia de Neuquén.

100%
Satisfacción
0%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios

Cargando más noticias
Cargar mas noticias