Historia neuquina

La historia detrás de un cartel de la ruta 8

El Auca Mahuida es uno de los pueblos neuquinos que no aparecen en los mapas. Casi que se lo lleva el olvido con su historia tan melancólica como quien pasa sin dejar huella.
jueves, 22 de octubre de 2020 · 16:08

A 133 kms de la ciudad de Neuquén y a 89 kms de Rincón de Los Sauces, existió el Auka Mahuida, uno de los tantos pueblos que dieron cobijo a miles de personas y del que hoy sólo quedan unos pocos recuerdos en pie.

 

Allí, bajo la sombra del volcán Auca Mahuida, funcionaba la  mina de asfaltita La Escondida, que dio sustento y sentido al pueblo hasta el 22 de agosto de 1947. Ese día fatal, cuenta la historia que la mina tuvo una explosión que abrió una filtración de agua y rápidamente las galerías subterráneas se inundaron, falleciendo 23 mineros.

 

 

El pueblo, hoy en ruinas, en su momento de apogeo fue un lugar donde el trabajo sobraba, su mina de carbón llevaba este elemento hasta la punta del riel, y también se exportaba a Chile. De hecho, el Auca Mahuida fue mucho más que un paraje, en tiempos en los que Rincón no existía y Añelo no pasaba de ser un caserío. 

 

 

Hoy, la postal es muy distinta a la de esos tiempos de prosperidad económica en los cuales se producían 80 camiones por día de asfaltita en tres turnos de trabajo con un centenar de obreros por cada uno. 

 

La mina subterránea tenía alrededor de 105 metros de profundidad y 350 de extensión por túneles a distintos niveles del suelo. Cuando explotó, se derrumbaron y hoy se pueden apreciar los surcos que dejaron en la tierra.

 

 

La mina cerró definitivamente pocos años después de la explosión. Por la ausencia de la principal fuente laboral, los habitantes comenzaron su éxodo que lo convirtió en un pueblo fantasma que apenas mantiene un cartel sobre la ruta 8.

75%
Satisfacción
0%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
25%
Indiferencia

Comentarios