HOSPITALES SATURADOS

“Dejaron morir a mi tío de 84 años”

Así se expresó Francisco López, un enfermero de Cipolletti. Le dijeron que las camas son para los más jóvenes
lunes, 28 de septiembre de 2020 · 11:49

Hace un mes, la jefa de la Unidad de Terapia Intensiva del hospital López Lima, Cristina Orlandi anunció que a partir de la saturación del sistema sanitario habría un sistema de prioridades en el uso de los respiradores que funcionan en los centros de salud. En esta última semana empezaron a conocerse casos en diferentes localidades del Alto Valle.

Se trata del sistema Triage, con el cual se busca administrar los recursos sanitarios en medio de la emergencia sanitaria por el Covid-19 y se aplica la denominada discriminación positiva, donde si dos personas requieren un único recurso disponible, se establece un score que permite calcular las posibilidades de muerte. El mismo incluye la fragilidad, la capacidad de supervivencia y las expectativas de vida.

Así lo explicó Francisco López, enfermero de Cipolletti pero que trabaja en la provincia de Neuquén. Durante las dos últimas semanas se instaló en su casa donde montó una sala de terapia intensiva para poder atender a su tío Miguel, de 84 años, ante la falta de disponibilidad de camas UTI.

«Volvió la pena de muerte a nuestro país. Dejaron a mi tío a la deriva» señaló esta mañana en Radio La Super de Roca

Su tío, de 84 años, estuvo internado más de una semana en su vivienda hasta que finalmente fue derivado a la UTI del Hospital Pedro Moguillansky de Cipolletti y falleció a las pocas horas.

«Es increíble todo lo que hemos pasado. Pero volvió la pena de muerte y que se ponga el saco a quien le corresponda. En el Sanatorio Río Negro cuando preguntaron qué obra social tenía mi tío, al decir PAMI, automáticamente nos dijeron no hay camas. Después nos confirmaron que se priorizan las camas de UTI para los más jóvenes», lamentó Francisco. En este sentido denunció a su vez que «PAMI también hizo un abandono de persona».

«El 23, finalmente le consiguieron una cama en el Hospital de Cipolletti. Pero tuvimos que mover cielo y tierra, de hecho, nos confirmaron que habían llamado desde Viedma. Lamentablemente a las pocas horas me dijeron que había fallecido, tenía una neumonía muy invasiva», agregó.

«Yo estuve 10 días cuidándolo; mi tío tenía una vida sana y plena. Nos dejó un gran legado. No quiero que le pase a nadie más. Es una responsabilidad del gobierno provincial y del gobierno nacional. Es increíble esto que hacen con los adultos mayores. Los dejan a la deriva», lamentó.

Ahora Francisco está aislado junto a su mamá y su tía, también consideradas pacientes de riesgo. Ninguno recibió asistencia ni fue hisopado, pero sin síntomas graves.

Comentarios