TRAS EL CRIMEN DE UN JOVEN POR UN GRUPO DE RUGBIERS

“No hay que mezclar el rugby con los problemas que tiene la sociedad”

Siguen las repercusiones por el crimen ocurrido en Vila Gesell. El tema disparó el debate en torno a una sociedad cada vez más violenta.
miércoles, 22 de enero de 2020 · 17:56

El escenario es el que todos más o menos conocen: Fernando Báez Sosa, tenía 18 años, estaba de vacaciones en Villa Gesell junto a sus amigos de la secundaria. Hubo un cruce en el boliche con un grupo de rugbiers de Zárate. Los patovicas aplicaron el “protocolo”: que se las arreglen en la vereda. Y afuera, lo mataron a patadas en el piso. Se confirmó que de los 10 “deportistas”, Máximo Thomsen y Ciro Pertossi fueron imputados como coautores del homicidio y los otros 8 también como “partícipes necesarios”. Desde entonces se amplificaron las opiniones en cuanto si hay vinculación entre la violencia y el rugby como deporte, si se trata lo ocurrido de una expresión de la violencia como sociedad y si tiene que ver con una cuestión puntual de masculinidad.

Diego Lebermann, presidente del Neuquén Rugby Club, dialogó en Noticiero Central, Segunda Edición, y fue contundente en su opinión: “Yo no mezclaría el deporte con el problema de la sociedad, el deporte es formativo, ayuda a niños y jóvenes a forjar su personalidad. El rugby es un deporte en equipo, no mezclaría el rugby ni ningún otro deporte con las dificultades sociales que se están presentando a diario”.

 

A tono con quienes practican este deporte desde muy niños, Lebermann consideró que lo ocurrido en Gesell de ninguna manera refleja la ideología del rugby. “Sí vemos que hay situaciones de alcohol, no sólo con los jóvenes y no tiene nada que ver con el deporte. Pero el club no puede estar 24 horas junto a sus jóvenes o sus asociados mientras viven y se desarrollan como personas”, expresó.

El dirigente deportivo fue consultado además a partir de las opiniones vertidas en las redes sociales de este medio como también de 24/7, a partir de la siguiente consigna: ¿A qué se debe esta recurrente violencia?. Muchas opiniones se refirieron a la falta de valores, a la ausencia de la figura de los padres, falta de educación y también la vincularon a la ingesta de drogas, entre otras, el alcohol.

“En las redes sociales es muy real lo que dice la gente. Las dificultades en la educación sabemos que la tenemos como problemática, lo mismo cuando se menciona el alcohol. Y los clubes tratamos de hacer un trabajo, pero ahora ¿hacer responsable a los padres? ¿Se trata de un adulto que le patea la cabeza a otro, de asesinar a otro? Creo que hay un largo trecho”, opinó Lebermann.

“No es un deporte elitista como se dice por ahí. No es nuestro caso; en Neuquén Rugby hay un abanico de todos los sectores sociales. Hay que preguntarse cómo se origina la discusión que termina con este asesinato”, concluyó.

Escuchá la nota completa:

 

Comentarios

Cargando más noticias
Cargar mas noticias