Editorial

Con el mazo dando...

El 2014 será un año de toma y daca y el gobierno sabe que será difícil sortear todas las dificultades financieras que se presentarán, pero también esconde en su seno una cantidad de cartas que saldrán al juego cuando más le convengan al gobernador Sapag. Un experto jugador en contextos de crisis. Lo hizo cuando llegó por primera vez al gobierno y se especializó a lo largo de ambos mandatos. Puede pasar de estar acorralado a ser el candidato a un nuevo mandato.
domingo, 2 de febrero de 2014 · 03:17


Y volviendo de las vacaciones se volvieron a encontrar los docentes y el gobierno neuquino. Dos viejos conocidos, las dos caras de un conflicto recurrente. Dos protagonistas de una contradicción histórica unidos por una línea de tiempo que habla de amores y odios encendidos. Las batallas han sido ideológicas, políticas y por el ingreso.
La reunión del viernes en la Ciudad Deportiva sirvió para montar la escena, ambos actores sabían que nada saldría de ese encuentro. Por el lado de ATEN sabían que la propuesta del gobierno iba a servir para enviar un mensaje a la sociedad "estamos preocupados y ocupados en garantizar el comienzo de clases” pero ofrece lo que de antemano sabe que le van a rechazar. Así también el gremio por su lado cumple con demostrar que también está preocupado por el comienzo de clases y concurre a una reunión el último viernes de enero.
Todos sabemos que la desconfianza se ubica sobre mesa cada vez que se sientan estos dos jugadores, que como consumados tahúres siempre esconden sus cartas. 
El semblanteo sirvió para que ambos vayan haciendo sus estimaciones, lo que está en juego es quien paga menor costo político. Desde el gobierno se sabe que no tienen recursos para satisfacer la demanda docente y desde el gremio se conoce la situación. Pero hoy los docentes están dispersos, cada uno disfrutando de sus vacaciones. Empezar un plan de lucha hoy es inconducente ante el escaso poder de fuego, por lo tanto la idea es llegar a mediados de febrero con negociaciones y allí sí lanzar la ofensiva con movilizaciones. Para entonces el gobierno jugará con el otro actor del sistema que son los padres de los educandos. Cada cual con sus armas, cada uno con sus argumentos buscará sacar su mejor beneficio. La lógica de este tipo de conflictos es así, y va más allá de cualquier contexto en que se dé. 
El 2014 será un año de toma y daca y el gobierno sabe que será difícil sortear todas las dificultades financieras que se presentarán, pero también esconde en su seno una cantidad de cartas que saldrán al juego cuando más le convengan al gobernador Sapag. Un experto jugador en contextos de crisis. Lo hizo cuando llegó por primera vez al gobierno y se especializó a lo largo de ambos mandatos. Puede pasar de estar acorralado a ser el candidato a un nuevo mandato. Es que la política neuquina está llena de lugares comunes y de apellidos trillados, pero es un sistema que se viene imponiendo desde hace más de cuatro décadas. ¿Quién puede romper con el sistema e imponer un nuevo paradigma?
La oposición está muy lejos de generar credibilidad y la oposición interna –Guillermo Pereyra- se desdibujó después de la excelente performance electoral de 2013. Hoy por hoy es la gran incógnita del MPN. La amenaza aparente se ha ido convirtiendo en parte de la transición, lo que por un lado es loable, da cierto sentido de racionalidad a la política y por otro genera sospechas entre aquellos que se subieron al carro del petrolero con la intención de generar un cambio de gobierno.
 Por ahora en el MPN está la respuesta. Solo por ahora. Quedan muchos meses y mucha incertidumbre por atravesar.
 Mañana comienza el año, al menos en términos políticos. Febrero será el mes en que se empezará a perfilar el rumbo del 2014 con la vista puesta en 2015. Pero el escenario local va a estar muy contaminado con lo que pase en el país. La inflación es la calve del futuro político, pero fundamentalmente del destino de los argentinos.

 

Chevron e YPF

En el ámbito de los negocios petroleros hubo un –o hay- un remezón que genero ciertos temores en los operadores. De acuerdo a la información que existe en el ambiente la petrolera americana habría amenazado con abandonar la alianza con la petrolera argentina y marcharse. Todo indicaría que los sobresaltos de la economía argentina y el incumplimiento de una de las clausulas secretas habría generado el malestar en la inversora extranjera al punto de amenazar con retirarse del negocio. 
 El escenario político y económico de la argentina no pasa por su mejor momento y cualquier hecho menor puede despertar una catarata de decisiones que afectarían lo que hasta ahora fue una luna de miel entre los inversores y negocio energético en la Argentina. Y cuando hablamos de energía hoy se habla de Neuquén y de Vaca Muerta.
Así están las cosas en la provincia; entre la fe y la realidad, con el mazo dando y a Dios rogando.
M.E.G


Comentarios