La política en Neuquén

Un 2019 electoral entre los hechos, el discurso y los votos

A una semana de la inscripción de los candidatos en la Junta Electoral ya se puede vislumbrar como caminarán los aspirantes con principales chances de llegar a la gobernación de Neuquén.
sábado, 29 de diciembre de 2018 · 00:00

El temporal de nieve que la tarde del sábado azotó a parte de la cordillera neuquina pareciera anticiparnos que el verano, al menos por estos lares, no termina de asentarse. Los sabedores del clima dicen que vamos hacia una temporada estival breve pero intensa.

Si así sucede, seguramente, coincidirá con los tiempos políticos que nos aprestamos a vivir entre enero y marzo, próximos.

Neuquén será la primera provincia que irá a elecciones para definir las autoridades provinciales y municipales que marcaran el paso institucional durante el periodo 2019-2023.

La cita es el 10 de marzo y no hay como errarle tendremos un verano breve, pero por demás intenso.

Ayer la Justicia Electoral provincial confirmó que las coaliciones que se inscribieron para la competencia, son tres. El “cristinismo” finalmente hizo prevalecer su identidad e inscribió a Unidad Ciudadana, alianza integrada por el PJ, el Frente y la Participación Neuquina, Unión de los Neuquinos, el Partido del Trabajo y el Frente Grande. Salvo el Frente y la Participación Neuquina, de Ramón Rioseco, los demás son “cristinistas” hasta la médula.

También se inscribió el Frente de izquierda que estará integrado por la Izquierda de los Trabajadores, el Partido Obrero y la Izquierda por una Opción Socialista.

La tercera alianza que figura inscripta es Cambiemos. El espacio “macrista” quedó integrado por el PRO, Nuevo Compromiso Neuquino, UCR y la Coalición Cívica-Ari.

Unidad Ciudadana irá a la pelea con Ramón Solano Rioseco como candidato a Gobernador, El Frente de Izquierda hará lo propio con el histórico Raúl Godoy y Cambiemos empujará hacia la gobernación al actual intendente capitalino, Horacio “Pechi” Quiroga.

También tenemos que mencionar a los partidos políticos que participarán de la tenida eleccionaria del 10 de marzo. El MPN irá con el actual mandatario, Omar Gutiérrez, como candidato a gobernador. El partido Iguales llevará como aspirante a la gobernación al actual diputado provincial, Alejandro Vidal, y se especula con que Jesús Escobar sería el candidato a gobernador por el Movimiento Libres del Sur.

La Democracia Cristiana logró el concurso del 3 veces gobernador, Jorge Omar Sosbich, y se apresta a lanzarlo a la cancha. Hasta aquí la marquesina con los principales actores del verano político en su versión 2019. Podremos olvidarnos de alguno o quizás alguno aún no ha sido lo suficientemente convincente como para que, al menos quien escribe, lo tome con certeza. Si es así, las disculpas del caso.

La primera lectura obligadísima. Pareciera ser que la mujer, en Neuquén, no tiene fuerza y convencimiento suficiente para ser líder de una propuesta política. Algo que quizás será motivo de análisis sin caer en el facilismo de la postergación.

El verano mostrará a tres candidatos apartados del resto. Ramón Solano Rioseco, Horacio “Pechi” Quiroga y el actual gobernador, Omar Gutiérrez; serán los grandes protagonistas de la próxima batalla.

Tres hombres de gestión con perfiles muy definidos que irán por el premio mayor. Omar Gutiérrez ha dicho que no responderá agravios ni chicanas que pretende discutir modelos y formas de gestionar. Vaca Muerta y el superávit ininterrumpido durante los tres primeros años de gestión son sus cartas mas fuertes.

Rioseco intentará ir por el mismo camino, pero no dejará de recordar que “Macri es lo peor que le pasó al país y que en Neuquén Macri es Gutierrez”. En este caso cuando se le recuerda que el candidato a gobernador por Cambiemos es su “compadre y amigo” Horacio Pechi Quiroga, el cacique cutralquense acepta el convite, pero no descarga la misma crítica sobre el intendente capitalino.

Se olfatea un pacto, no explicito, entre Rioseco y Quiroga. Durante la campaña serán muy cuidadosos en las críticas que se lancen entre sí. “El que gana gobierna y el que pierde acompaña”, pareciera ser que la cosa iría por ahí. Del acuerdo, sin nada firmado, nadie puede dar cuenta, pero los hechos y los discursos, hoy, dejarían esa sensación.

Según las encuestas que maneja Rioseco, si las elecciones fueran hoy, él ganaría por un 20% de diferencia de votos. La última campaña electoral provincial hizo lo mismo. Finalmente sucumbió ante el MPN.

En el búnker de Quiroga se dice que va a ser una campaña muy reñida y que “el jefe” arranca con un muy buen piso.

Desde el MPN entienden que “lo peor ya pasó” que el encolumnamiento de todo el MPN, incluido el actual vicegobernador Rolando Figueroa, detrás de Omar Gutiérrez le asegura al partido provincial la supremacía territorial en toda la provincia como para asegurarse un nuevo triunfo. Incluso hablan de resultados sorprendentes en municipios gobernados, hoy, por la oposición.     

Así las cosas, Rioseco saldrá de campaña promocionando las bondades de su gestión familiar al frente de la municipalidad de Cutral Co; Horacio “Pechi” Quiroga hará lo propio con sus 16 años en la comuna capitalina y Omar Gutiérrez hará lo propio exhibiendo las bondades del modelo provincial del MPN.

Rioseco hablará de gestión sin hacerse cargo de los males “cristinistas”. Quiroga actuará de la misma manera con respecto a Mauricio Macri y Gutiérrez navegará sobre la inmensa laguna de gas y petróleo de Vaca Muerta y el futuro de la provincia.

Pareciera ser que los males son todos nacionales y la isla neuquina, o al menos sus dirigentes, sufren de amnesia. Sobre todo, en tiempos electorales.

Sobre lo malo y negativo que hablen otros. Son tiempos de ir a buscar votos. El que resulte ganador será el que menos errores cometa. El trio en disputa navegará sobre una baldosa en la que, se presupone, estarán separados por escasos puntos de diferencia.

Ojalá sean 60 días de campaña en donde prevalezcan los hechos por sobre las palabras marketineras de bajo contenido calórico y llamativamente despersonalizadas.

 

Alejandro López

0%
Satisfacción
80%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
20%
Indiferencia

Comentarios