La Política en Neuquén

Vaca Muerta, el FMI y los gritos en silencio

Neuquén otra vez en la agenda de la economía nacional. Los emisarios del Fondo, las negociaciones y la cuenca neuquina como reserva “dolarizada”.
domingo, 4 de octubre de 2020 · 15:18

Esta semana una nueva misión del FMI visitará nuestro país. La semana anterior la petrolera YPF y el Sindicato de Petroleros Privados de Neuquén, Río Negro y La Pampa  firmaron la paz y al parecer, al menos por seis meses, no habrá más histeriqueos, rezongos ni advertencias. Nada es casual. Los misioneros del Fondo vienen a explorar la economía y las condiciones del futuro acuerdo. Vaca Muerta está en esa agenda y el ministro de Economía Martín Guzmán; fue uno de los principales interesados para que las nuevas coincidencias entre el sindicato y la petrolera de bandera salieran a la luz de manera inmediata.

Por eso, de aquí a marzo, YPF deberá recuperar la actividad de 43 equipos, en la cuenca neuquina, y los gremios deberán “acatar” sin chistar.

El garante de la paz alcanzada por estos lares, para el ministro de economía, es el Secretario de Energía, Darío Martínez. En él se centrarán todas las acciones para que Vaca Muerta comience a lucir activa, ordenada y de buen semblante; no vaya a ser cosa que nuevos encontronazos atenten con la negociación que Guzmán comenzará a tejer con suma paciencia con los emisarios del FMI.

Poca fé

Nadie lo dice abiertamente pero lo que se firmó no es muy distinto al contenido del preacuerdo que se promocionó, y fracasó, hace casi dos meses atrás. Los tironeos y las pujas por no aflojar en el escenario territorial hicieron que se perdiera un tiempo valiosísimo para la recuperación de la actividad. El sinceramiento sigue ausente y si los protagonistas no actúan con responsabilidad lo que se firmó, en pocos meses más, será un papel más en alguno de los tantos  expedientes archivados en el Ministerio de Trabajo de Nación. En la olla hay muy poco y lo que se reparte no cubre a todos por igual. Lo que se logró con el derrame de los mejores años de Vaca Muerta, hoy está muy lejos de satisfacer a todos por igual.

José, tiene 28 años,  es un obrero del petróleo que hasta abril tenía ingresos, de bolsillo, por 150 mil pesos. Vive junto a su esposa, Adriana, de 25 y sus hijos de 3 y 4 años. Hace 6 meses que está en su casa percibiendo 35 mil pesos por mes. José se vio obligado a salir a la calle para sumar algunos mangos. Compró una bicicleta y desde hace tres meses hace servicios de delivery para Glovo en la ciudad de Neuquén. De petrolero a jornalero, así es el cuadro social de José y otros 17 mil petroleros que aguardan ser reincorporados a la actividad. La presión interna en el sindicato es muy fuerte y cada vez se hace sentir más.

Los privilegiados y los excluidos

Lo que sucedió en el sector petrolero es una muestra de lo que vendrá. Los protagonistas de las distintas ramas de la economía deberán ceder para prosperar. Privados y públicos en el barco de la escases absoluta. Viene el tiempo de discusiones muy fuertes entre los defensores del status quo alcanzado, los gobernantes, con sus acciones cada vez más en baja, y millones de maltratados y excluidos por la pandemia. Si sirve de consuelo podemos decir que lo relatado no difiere a lo que ocurre en el resto de mundo, sólo que aquí  hace 6 meses no logramos ponernos de acuerdo en las formas de convivencia con el Coronavirus y mucho menos consensuar acciones para la Post Pandemia.

Los dirigentes estatales y judiciales, de ATE y SEJUN, fueron los primeros en mover el tablero. Quieren discutir conquistas salariales ignoradas y avanzar en la actualización de los sueldos para el presente año. En el Ejecutivo provincial y el Tribunal Superior de Justicia, dicen al unísono que no hay plata y que el año que viene la situación será muy similar. El cacique de ATE, Carlos Quintriqueo, parece haber recuperado su espíritu combativo y en un comunicado de prensa prácticamente le declaró la guerra al actual gobernador, Omar Gutiérrez. De la misma forma actuó Edgardo Cherbavaz, mandamás del sindicato de los empleados judiciales neuquinos, con los ministros de la Corte neuquina. En el sector de la educativo pasa lo mismo. ATEN advirtió por la situación de la educación pública en la provincia y prometió lío. Las proclamas del titular del gremio docente, Marcelo Guagliardo, en las redes sociales anticipan vientos tempestuosos entre las autoridades del CPE y el sindicato.

Disgustos

El cuadro para los próximos meses no es el mejor. La realidad demanda que las autoridades agudicen su ingenio y aprovechen al máximo cada centavo que ingrese al Tesoro Provincial. Los sondeos realizados el último mes indican que la sociedad cada vez rechaza más los embates sindicales, de cualquier tipo. Se los ve como parte del problema a resolver. Por eso las advertencias que esta semana partieron desde ATE y SEJUN no fueron vistas como atractivas. Más bien se los ubica como un avance en defensa de los beneficios obtenidos durante un tiempo hoy lejano y anecdótico. Neuquén, en lo que va del año, dejó de percibir ingresos por 20 mil millones de pesos. A diciembre, se calcula que la cifra superará los 30 mil millones y que el déficit presupuestario orillaría los 15 mil millones de pesos. La situación es tan complicada que desde la administración provincial hoy no saben cómo harán para pagar la segunda cuota del aguinaldo prevista para diciembre. En el TSJ, el diagnóstico es el mismo. Los piquetes prometidos por Quintriqueo no modificarán, el cuadro económico, ni los ingresos de los miles de empleados estatales que hoy permanecen en sus casas cobrando sus sueldos.

Rechazos

En las prioridades de la sociedad neuquina figuran el refuerzo al sistema de salud, mejoramiento de la educación pública y la profundización de políticas de respaldo al desarrollo de emprendedores y micro emprendedores de cada una de las regiones de la provincia. La foto es parte de un sondeo que los funcionarios tienen guardada bajo cuatro llaves.

 “Gutiérrez ha tomado nota de las demandas y no piensa aflojar ante la puja que se viene con los actores estatales”, señaló este fin de semana uno de los ministros de mayor confianza del mandatario neuquino. El diagnóstico es compartido con los intendentes y los legisladores de la oposición; con quienes se reunió por separado durante las últimas dos semanas.

¿Las demandas de los sindicalistas tienen lugar en la agenda inmediata de los gobernantes? La respuesta es no. El incremento de la pobreza y la indigencia pone el foco en los excluidos y los gobernantes en esta oportunidad saben que se están jugando el pellejo. Las prioridades también formarán parte del próximo acuerdo con el FMI. No habrá nuevas concesiones ni perdones si no se aplican políticas, severas en su aplicación, en materia de disminución de la pobreza, Educación, Salud y disminución del despilfarro de los dineros públicos.  

Disputas

La convención del MPN se reunió y emitió un documento de apoyo al gobernador y presidente del partido, Omar Gutiérrez. Del texto se desprende que los convencionales, en su mayoría azules, ven a dirigentes “desestabilizadores” que pretenden complicar a la gestión Gutiérrez.  

No es el único caso. Lo mismo sucede en el ámbito de los sindicatos. ATE, ATEN y Petroleros también tienen ruidos internos mayormente ligados a movimientos ligados a partidos de izquierda que en épocas de inestabilidad hacen su mejor negocio.

El escenario que tratamos de mostrar también es parte de la preocupación que el Presidente, Alberto Fernández, murmura a sus incondicionales del gabinete nacional. Ha dado sus primeros pasos para recuperar la iniciativa y alejarse de la discusión entre “macristas” y “cristinistas”. Esta semana mantuvo reuniones con representantes de todo el arco empresario nacional. El campo y Vaca Muerta estuvieron entre los temas prioritarios. Fernández tomó nota y dio instrucciones.

El Presidente encargó al Jefe de gabinete, Santiago Cafiero, que organice visitas a distintas provincias. Un esquema que durante la primera etapa de la cuarentena le dio muy buenos resultados y pretende retomar durante el último trimestre del año. En la grilla de “cafierito” figura, con resaltador, Neuquén. El mandatario nacional, en las próximas semanas, podría visitar la provincia montado sobre el programa Argentina Hace, 57 proyectos benefician a municipios de Neuquén, y el lanzamiento del Plan Gas.

Se vienen nuevos tiempos de construcción. La rueda comienza a activarse. Algunos comenzaron a empujar y otros pretenden frenarla buscando “su” mejor negocio.  

Galería de fotos

Valorar noticia

Comentarios