Nido Duro

En el cielo, las respuestas

Rodrigo es un fotógrafo aficionado de Las Ovejas (Norte neuquino), amante del avistaje de aves. Mirando pajaritos se encontró con una nueva especie y con su hallazgo, Argentina llegó a la especie número 1.000 registrada. ¿Qué tal?
viernes, 05 de abril de 2019 · 13:37

Por Maria Marta Martinez

Hace un par de meses, en un viaje al norte neuquino, conocimos a Rodrigo Seró. Iba con su cámara al hombro, tomando registro de un acto oficial en el paraje Colomichicó. Un lugareño nos alerta: “hace unos años, él descubrió una nueva especie de ave que no se creía que existía en nuestro país”. No pudimos evitar preguntarle cómo fue esa historia, la historia de la Mimus Thenca.   

Lo sospechó desde un principio

Rodrigo nació en Buenos Aires, pero a los 3 años toda la familia se fue a vivir al norte neuquino. Allí se crió junto a sus hermanos, en el paraje Butalón Norte y luego en Las Ovejas, donde reside actualmente. Es hijo de César Seró, quien dedicó muchos años de su vida a la investigación del arte rupestre en Colomichicó (el parque arqueológico más importante de la Patagonia). Hoy, con 40 y pico de años, Rodrigo está muy familiarizado con la naturaleza del lugar y hace 18 que tiene por hobby, al avistaje de aves.

Foto: el de Rodrigo es el primer registro de la Tenca (Mimus thenca) en Argentina, especie observada en Las Ovejas y Andacollo.

Rodrigo tenía una sospecha. “En las guías argentinas figuraba que la especie que había en nuestro país era la mimus patagonicus (Calandria mora), pero empecé a notar que la calandria de acá (del norte neuquino) era diferente a la patagónica, y muy parecida a la mimus thenca que había en Chile, un ave que se la conocía como exclusiva de ese país.

"Es una calandria que se la puede ver en Las Ovejas, en la zona de los matorrales y la diferencia con la patagónica son unas estrías que tiene en las cejas”, explica quién pasó cientos de horas observando a este pajarito en distintos lugares del departamento Minas (Neuquén).

Foto: Rodrigo Seró.

Para el año 2008, en Argentina habitaban 999 especies conocidas de aves cuando, gracias a las imágenes que había capturado Rodrigo durante sus avistajes, el biólogo argentino Horacio Matrasso descubre a la mimus thenca y así Argentina llegó a la especie número 1.000 registrada.

América es el continente de las aves por excelencia. De las 9.000 especies que hay en todo el mundo, 3.000 están sólo en territorio sudamericano y nuestro país reúne la tercera parte de todas esas especies. De esas mil especies registradas en Argentina, 285 habitan en Neuquén, una provincia que reúne una diversidad ambiental privilegiada.

“Cuando  comencé observaba y registraba como cazador fotográfico. Después me empezó a gustar más y más, prestaba más atención a las diferencias y características de cada especie y me empecé a dar cuenta de que había especies que no se conocían en las guías argentinas y acá en Las Ovejas están todo el año”, recuerda quien obtuvo el primer registro fotográfico de la nueva especie el 15 de diciembre de 2006. Desde entonces, se han observado individuos diariamente en Las Ovejas y en forma ininterrumpida.

Científicamente comprobado

El trabajo de Matarasso y Seró fue publicado en una nota científica por la revista especializada en ornitología neotropical “El Hornero” (editada por la ONG Aves Argentinas  y la Asociación Ornitológica de La Plata).

Fotos: Individuo de Tenca observado en diciembre de 2007 en Las Ovejas, departamento Minas (Neuquén. Foto: Rodrigo Seró.

Dicho artículo, detalla que las fotografías obtenidas por Rodrigo fueron enviadas a ornitólogos de Chile y Argentina para ser contrastadas con pieles del Museo Argentino de Ciencias Naturales Bernardino Rivadavia y que en todos los casos se confirmaba la identidad de la especie. Además, el texto explica que con posterioridad al hallazgo, Seró descubrió dos nidos de Tenca en el casco urbano de Las Ovejas (uno de ellos con una nidada exitosa) y que “Mimus thenca habita actualmente el territorio argentino, posee al menos una población reproductiva y debería dejar de ser considerada como un endemismo en Chile”.

Así, el primer registro de la Tenca en Argentina, tomaba el rigor científico que Rodrigo podía intuir en sus observaciones.

En el cielo, las respuestas

Rodrigo es capaz de agudizar tanto los sentidos como para entrar en sintonía con un ave de tal manera de localizarla sólo con escuchar su canto. “Uno sale a buscar las especies conociendo sus hábitats. Salgo de madrugada porque a esa hora empiezan a alimentarse y las busco. Pero además son 18 años de suerte (risas). La fotografía es así, estar en el momento justo y si querés lograr una buena foto, tenés que tener paciencia”, cuenta.  

Foto: Rodrigo Seró.

Asegura que para él las aves son especiales, “son ejemplo de todo, de construir y reconstruir nidos, están presentes en todas las culturas, son el símbolo de la paz, de la sabiduría. Son animales hermosos”.

Foto: Algunas fotografías de aves de Rodrigo están exhibidas en Centro de Servicios del Parque Arqueológico Colomichicó. 

Más allá de la belleza, también son para él una cuestión terapéutica y de recreación espectacular porque con las aves “nunca vas a tener problema”, dice divertido, y concluye con resignación: “a veces me invitan a pescar, hago dos tiritos y largo la caña para irme a mirar pajaritos”.

94%
Satisfacción
5%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios

Cargando más noticias
Cargar mas noticias