COMIENZA EL 13 DE MAYO

Conforman el jurado popular para el primer juicio en la ciudad de Neuquén

Fueron elegidos los doce miembros titulares y los cuatro suplentes que por primera vez juzgarán un caso bajo la modalidad de juicio por jurados en la capital. Amas de casa, porteros, peluqueros, jubilados y empleados públicos, entre los integrantes.
lunes, 5 de mayo de 2014 · 17:56
Neuquén – El primer jurado popular que intervendrá en un caso de homicidio ocurrido en la ciudad de Neuquén, quedó conformado hoy y desde el próximo 13 de mayo juzgará a los dos imputados por el hecho. Este, será el primer tribunal integrado en su totalidad por ciudadanos que participará de un juicio por jurados en la capital desde la implementación del nuevo Código Procesal Penal que cambió el funcionamiento de la Justicia penal.
Un portero (54), un empleado público (29), un jubilado (70), un mecánico (63), un peluquero (53) y un empleado de comercio (44), fueron los seis hombres elegidos para ser jurados titulares. A ellos se suman una empleada doméstica (22), una comerciante, una estudiante 22), una modista (60) y dos amas de casa (24 y 62), quienes fueron las seis mujeres elegidas también para ser jurados titulares. En total son doce y los acompañarán cuatro jurados suplentes (dos hombres y dos mujeres).
La audiencia de selección se realizó desde las 10.45 en Antártida Argentina 352 de la ciudad de Neuquén y finalizó una hora después. Fue dirigida por la jueza María Gagliano, como representante del Ministerio Público Fiscal estuvo el fiscal jefe Pablo Vignaroli y como defensores de los imputados Carlos Vaccaro y Juan Manuel Coto.
Del procedimiento de selección participaron 33 hombres y mujeres, vecinos de la ciudad de Neuquén, Centenario y Plottier. Los eligieron por sorteo para participar de la selección del jurado popular. Con la presentación personal de cada uno de ellos (edad, ocupación, domicilio), comenzó la audiencia de hoy.
"No”, fue la respuesta unánime que dieron cuando la jueza, a pedido del fiscal jefe, les preguntó si tenían conocimiento del hecho en el cual iban a intervenir.
Luego  se abrió la instancia de recusaciones, la cual consiste en solicitar la exclusión de algunos de los elegidos y elegidas como jurados, con causa o sin causa.
Los defensores de ambos imputados,  objetaron la participación de un ex policía y de una vecina en cuyo barrio se produjo un homicidio tiempo atrás. Argumentaron como causa, que ninguno garantizaba la imparcialidad que se requiere para ser jurado, ya que en el caso del ex policía la investigación del caso fue hecha por efectivos que pertenecen a la fuerza que él integró. Y respecto a la mujer, indicaron que "psíquicamente” no estaba en condiciones de ser parte del jurado debido al homicidio que se produjo a una cuadra de su casa y que conmocionó al barrio donde vive.
El fiscal jefe Pablo Vignaroli, se opuso a las recusaciones con el fundamento de que el ex policía se retiró de la fuerza hace más de ocho años, y que la mujer sólo es vecina de un barrio donde se registró un hecho delictivo.
La resolución que tomó la jueza fue de avalar el planteo del fiscal jefe y rechazar las recusaciones. Argumentó que el Código Procesal Penal prevé que quienes no pueden participar como jurados son los miembros de fuerzas de seguridad "en actividad”, y que éste no era el caso. Sobre la mujer, manifestó que "nadie está exento de conocer algún hecho delictivo”.
Tras la decisión de la magistrada, se pasó a la instancia de recusación sin causa: los abogados defensores unificaron criterios y recusaron al ex policía, mientras que el fiscal jefe lo hizo con un trabajador de una radio.
En forma inmediata, la jueza ordenó a los recusados retirarse de la sala y el procedimiento continuó con la selección de los doce jurados sobre todos los que quedaron presentes en la sala. Para definir el listado, se tuvo en cuenta el orden del sorteo en el cual fueron elegidos, pero teniendo en cuenta que la composición debe ser proporcional entre hombres y mujeres; entre adultos y mayores; y que los integrantes deben pertenecer al ámbito social y cultural de los imputados.
Por último, la jueza dio las instrucciones a los elegidos: "tienen una carga pública muy importante”, y "no pueden ser molestados en sus trabajos por la realización de este juicio”, les indicó.
Además, remarcó que "desde ahora, no pueden emitir opinión sobre el caso en el que intervendrán; tienen prohibido iniciar cualquier tipo de investigación privada sobre el mismo; y no deben buscar información en diarios sobre el caso”. Agregó que "deben llegar al juicio sin influencias externas, para de esta forma garantizar la imparcialidad; no pueden tomar contacto con ninguna de las partes; y en caso de ausentarse sin causa justificada, podrán ser llevados al juicio por la fuerza pública”.
A los jurados suplentes, les explicó que tienen "las mismas responsabilidad” de los jurados titulares, y que participarán del juicio hasta el momento en el que tribunal popular comience a deliberar.
El juicio comenzará el próximo 13 de mayo a las 8.30, en Antártida Argentina 352. Está previsto que finalice el 16 de mayo.
El caso que se juzgará ocurrió el 30 de octubre de 2011, alrededor de las 20, en el barrio Mariano Moreno de esta ciudad. Los imputados en este juicio son dos: H. D. L y D. I. C.
La hipótesis del Ministerio Público Fiscal, es que durante un asalto a un comercio, le dispararon a H. L. M. V, una mujer que murió como consecuencia de la herida que sufrió.
Este será el primer juicio por jurados en la capital provincial. El primero en la provincia, se realizó el mes pasado en Cutral Co.
El nuevo Código Procesal Penal, que entró en vigencia en enero de este año, prevé que aquellos hechos con penas superiores a los quince años de prisión, sean juzgados por jurados populares. 
 

Valorar noticia

Comentarios