JURY POR MALOS TRATOS

Juzgan a la Jueza que insultaba a sus empleados

Asumió en 2016 y fue separada del cargo tres años después, por varias denuncias en su contra.
martes, 23 de febrero de 2021 · 15:49

A pocos días de cumplirse cinco años de aquella jura en la que se comprometió a defender fiel y lealmente la Constitución Nacional y la de la provincia, la Jueza Erika Fontela enfrenta dura acusación de maltrato frente al Consejo de la Magistratura, que definirá en un Jury si debe permanecer en el cargo, del que fue separada en mayo de 2019, un mes después de haber solicitado licencia.

La acusación que sostiene el Ministerio Público, en la voz del Procurador General Jorge Crespo y de la Fiscal Jefa Betiana Cendón, tiene dos acusaciones. La primera haber propinado malos tratos al personal que tenía a su cargo en el transcurso del año 2018 y la primera mitad del 2019, hasta que fue apartada. Y la segunda por los malos tratos hacia abogados del foro, durante el mismo periodo.

Según consta en el expediente que provocó la elevación a Juicio Político, dentro del Juzgado eran comunes los gritos y el vocabulario soez y de alto contenido sexual y se la describió a Fontela como "madre desquiciada", revelando un clima de trabajo "demencial". Empleados relataron durante el proceso que la Jueza se refería a ellos con términos como "si sacás 15 expedientes te la chupo"; "a vos ni tu marido te coge"; "que prolijo tenés el pelo, seguro que a la noche no cogiste"; "vos sos incogible"; "conchuda"; o  "hija de puta". Y que le negó el saludo a un abogado diciéndole "yo no saludo a traidores" o en audiencias se mostró desafiante, pendenciera y adelantó que no tenían ninguna posibilidad de ganar el pleito judicial del que participaban.

El Jury arrancó con diversos planteos del abogado defensor Rodolfo Rodrigo, a los que el Juez del STJ, Ricardo Apcarián dispuso resolver al momento de emitir la sentencia, por lo que el proceso continuó como estaba previsto, con la lectura de la acusación y posteriormente la declaración de empleados del Juzgado Multifueros de El Bolsón.

El hoy Defensor de Menores, Horacio Cabrera, quien fue secretario del Juzgado por dos años relató que Fontela le negó el saludo al abogado José Luis Bianco y le dijo "no hablo con traidores", para luego prohibirle la entrada al Juzgado. Y que escuchó como se refería a una empleada nueva como "chorra" o "manzana podrída", además de referirse a empleadas con expresiones como "conchuda", "le hace falta una pija", o "le hace falta una poronga".

La referencista del Juzgado, María D´angelo, se mostró avergonzada por tener que repetir las calificaciones con las que la Jueza se refería a sus compañeros: "yegua" o "conchuda" y que a un compañero le dijo "si sacás tantos expedientes te hago un pete". Esta situación le ocasionó diversos trastornos tanto físicos como psicológicos, por lo que renunció, condicionando su vuelta a la salida de Fontela.

Otra empleada, Romina Gangarrosa, aseguró que haber trabajado con Fontela fue "una de las peores situaciones que me ha tocado vivir en mi vida" y que le solía decir "a vos no te coge ni tu marido", delante de todo el mundo y a los gritos, "incluído mi pareja que trabajaba con nosotros en el Juzgado".

A su turno, Fontela apuntó contra las falencias del Poder Judicial rionegrino, ya que durante mucho tiempo tuvo que dirigir un Juzgad sin un secretario ni un jefe de despacho. Además de que por ser la única jueza en la localidad, desde que asumió "no tuve ni un fin de semana libre". Estos detalles fueron utilizados para justificar el estrés permanente que tuvo que afrontar, con escraches, pintadas y hasta amenazas de muerte por la que tuvo custodia policial.

"No fui nunca violenta, y no soy una persona de maltratar", aunque reconoció que "tengo un vocabulario un poco no adecuado quizás al lugar en el que estaba". Además que al estar fuera de la actividad, "con el nivel de estrés con el que estaba, no me pude adecuar a determinadas pautas que la sociedad pide de un Juez".

 

Comentarios