Nido Blando

Bariloche estalla de solidaridad

Allá por 1994, Nicolás Martínez empezó la campaña “Pan dulce solidario” y hoy logró llegar a 12.000 barilochenses, que lo recibieron con una sonrisa tan navideña como es posible. :) 
martes, 24 de diciembre de 2019 · 09:03

Hace 25 años, Nicolás Martínez empezó la campaña Pan dulce solidario Bariloche en la que pone manos en la masa para que haya un pan dulce en la mayor cantidad de mesas posibles. Gracias a la ayuda de Viajes Solidarios Bariloche, por estos días se repartieron los 12.000 panes en los parajes de la Línea Sur de Bariloche.

“Sigo sintiendo la necesidad de agradecer por lo que Bariloche me ha dado y al hacer los panes, también devuelvo a Dios un poquito de todo lo que me da, salud, amor, paz y todas esas cosas que no tienen precio”, dijo Nicolás a medios locales.

La campaña por la donación de insumos comenzó el 1 de diciembre y se necesitaba mucho más que las ganas de iluminar las mesas navideñas con solidaridad. Se necesitaba: 5.600 kilos de harina, 125 kilos de levadura, 50 kilos de sal fina, 738 kilos de azúcar, 125 kilos de leche en polvo, 492 kilos de margarina, 9.610 huevos, 31 litros de esencia de vainilla y la misma cantidad de esencia de nueces. Además se debieron conseguir 31 litros de caña común o ron, 31 kilos de miel, 31 litros de malta líquida, 246 kilos de maní tostado, 246 kilos de pasas de uva y 246 de frutas escurridas y de nueces. Como si fuera poco, también faltaban los 12.000 moldes para pan dulce de ¾ kgs y 12 mil bolsas de polipropileno.

Esta hermosa iniciativa comenzó el 1 de diciembre y hoy podemos decir que el refrán de Nicolás rindió sus frutos: “El que da siempre tendrá y el que ama no morirá falto de amor”.

Allá por el 94
Para quienes se pregunten cómo comenzó esta cruzada solidaria, nos tenemos que remontar a 1994. Corrían tiempos de crisis económica en nuestro país y se formó la Asociación de Desocupados Bariloche. Por aquel entonces, la Municipalidad de Bariloche les promete un adelanto de dinero para solventar los gastos durante las fiestas de Fin de Año, pero el adelanto nunca llegó.
Así fue como Nicolás junto a un grupo de 7 amigos decidieron hacer pan dulce y regalar para que compartieran algo en la mesa del 24.

25 años más tarde y gracias al esfuerzo de cada uno de los integrantes del proyecto, se logró visitar  a vecinos de Pichileufú Abajo, Villa Llarquín, Laguna Blanca y Pilquiniyeu del Limay, Anecón Grande, Corralito, Cerro Alto y Panquehuao, Comallo, Jacobacci, Maquinchao, Clemente Onelli, Las Bayas, Chacau Huarruca, Río chico y Ñirihuau.

 

Las entregas se hicieron en algunos hogares y  en las sedes de Bomberos Voluntarios, agentes sanitarios y hospitales de los distintos parajes confiando en que los vecinos saben quiénes necesitan más el regalo de Nicolás. 

Se aprovechó la oportunidad para llevar donaciones de libros, ropa y cajas navideñas preparadas por alumnos del Instituto Superior de Patagónico.


0%
Satisfacción
0%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios

Cargando más noticias
Cargar mas noticias