Nido de las manos

Bariloche, tierra de tentaciones

Para los amantes del chocolate, Bariloche es la octava maravilla del mundo donde recetas ancestrales, el cacao y la tradición, hacen realidad los sueños de los más golosos.
lunes, 15 de abril de 2019 · 15:00

Por Cecilia Russo

A 893 metros sobre el nivel del mar, sobrevuela las calles de San Carlos de Bariloche un aroma conquistador que nos transporta a un universo de sabores ricos, de la mano de un solo ingrediente: el chocolate.

Grandes y niños disfrutan de esta delicatessen popular, casi por total mayoría. Los enamorados recurren a él, como gesto del amor más puro y pasional. Los adultos, se animan a combinarlo como un blend que va con casi todo. ¿Cuál es el secreto que hace que, en este punto del planeta, el chocolate y su fabricación sean un ritual sagrado, como sacado de un cuento de esos que solo los abuelos saben contar?

Quizá nunca lo sabremos, pero probando todos los Chocolates de Bariloche intentaremos descubrir cuál es.  

La fondue de chocolate barilochense. Irresistible.

Una pizca de historia

El chocolate nace de una mezcla particular de lenguas y culturas, desde la lejanía de los Alpes suizo-italianos, donde se gestaron las tradiciones más antiguas que recaen sobre este manjar. La inmigración, principalmente, trajo a muchas de esas familias alpinas hasta estas latitudes patagónicas. Y con ellas, su secreto más sabroso.

La familia Secco, es una de las protagonistas de esta historia. Son los creadores de “Chocolates Del Turista”, cuyos antepasados provenientes del Tirol italiano llegaron a Bariloche e inauguraron su primer local en 1969. Desde entonces, han sabido hacer una “buena combinación de tradición italiana, trabajo y visión para vender el producto", dijo Fernando Nordenstrom, encargado de producción de la fábrica.

Cerezas, frambuesas, rosas mosquetas. Los frutos patagónicos a la orden de las chocolaterías.

También hicieron historia Aldo e Inés, integrantes de la familia Fenoglio, que durante la Segunda Guerra Mundial arribaron a Bariloche con dos equipajes claves: la pasión por la cocina y el conocimiento del oficio chocolatero aprendido en una confitería de Turín, en el norte de Italia donde, dicen, se elabora el mejor chocolate de ese país.

Con esa tradición en la sangre y con el ímpetu de “hacer productos con encanto”, Diego Fenoglio, hijo de aquel matrimonio, retomó las recetas originales de sus padres y fundó “Rapa Nui” hace más de 20 años.

Hotel Italia, ubicado en las calles Mitre y Villegas. Actualmente la esquina de Rapa Nui.

Otro apellido históricamente vinculado con dulces y chocolates en Bariloche es Goye. Fueron pioneros en la Colonia Suiza y su nombre recuerda su país de origen. Uno de los descendientes por parte materna, Luis Brögger, fue el creador de la marca bautizada en memoria de su madre, “La Abuela Goye”. Tiempo después, y luego de una interna familiar, creó otra chocolatería, “Tante Frida”, y en tres décadas la convirtió en un clásico de la ciudad.

Añadimos materia prima

“Se ocupaba de buscar frutas en el mercado central, de probarlas y de despacharlas a Bariloche en cámaras frigoríficas, para crear bombones, helados y demás objetos de deseo”, recuerda Diego Fenoglio sobre la minuciosidad que ponía su padre para la elaboración del chocolate. Y en esa misma línea, “Rapa Nui” concibe sus productos, partiendo del grano de cacao hasta llegar al bombón y dejarlo listo para llevárselo a la boca.

Chocolates: Esos sabrosos objetos de deseo. 

Es que parte del secreto del mejor chocolate, está en el origen de la materia prima. “Compramos el licor de cacao, la manteca de cacao y el polvo de cacao en Brasil. Y tenemos nuestra propia receta y la maquinaria adecuada para hacerlo. A partir de ése cacao elaboramos nuestro chocolate. El resto de los productos como azúcar, leche y frutas son adquiridos de productores nacionales", explican desde “Del Turista”.

Por otro lado, los fabricantes de “Chocolates Mamuschka”, ponen el énfasis en el proceso. Según ellos, luego de recorrer parte de América y de seleccionar los mejores granos de cacao, en Bariloche se encargan del tostado del grano, “el momento más crítico y delicado del proceso del chocolate, ya que ahí se desarrollan los precursores del sabor y se le da identidad al chocolate”.

De viaje por el mundo, seleccionando detalladamente cada insumo y principalmente guiados por la intuición heredada de ancestros conocedores del chocolate, la suma de cada una de estas partes hace al todo: un todo riquísimo y único que se encuentra en Patagonia.

Y una porción de una ciudad chocolatera

En la gastronomía barilochense, donde se ofrece una mezcla entre lo europeo y lo autóctono, de postre siempre gana el chocolate en cualquiera de sus formas: en fondue, bebido o en rama, etc.

Pascuas: Una oportunidad, en pleno abril, para comer rico chocolate.

En la actualidad hay decenas de chocolaterías: en el aeropuerto, en el centro de la ciudad, en Colonia Suiza o en pleno Cerro Catedral. En Bariloche es imposible decirle que no al chocolate. Y las variedades van desde los clásicos chocolate en rama, blancos, amargos y con leche, hasta sabores inimaginables como la mezcla con sal marina, pimienta y licores.

También se ofrecen elaborados con procesos orgánicos, en cremas y con formas para que los más pequeños, además, los disfruten como un juego. O mezclados con almendras, avellanas, pistachos, vainilla, arándanos y otras variedades de frutos; con corazones de trufa, dulce de leche o cerezas.

¡Bon appetit!

Recorrer la calle Mitre, la  calle principal del centro de Bariloche y sus alrededores, es perderse por el encanto del aroma a chocolate que emana de las fábricas, chocolaterías y confiterías artesanales, que en cada ramita o bombón que ofrecen, convidan a probar también su historia, sus raíces y sus secretos culinarios ancestrales.

Bariloche, atesora el secreto del sabor y tiene bien ganado el título de Capital Nacional de esta exquisitez.

La Fiesta del Chocolate: Todos los años las chocolaterías elaboran la barra más larga del mundo.
75%
Satisfacción
25%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios

Cargando más noticias
Cargar mas noticias