Actitud repudiable

Abandonaron desde un auto a dos perros en la Ruta 22

Los dejaron en Cipolletti, en la intersección de la ruta con calle Estado de Israel, lograron rescatarlos en medio de la oscuridad.
sábado, 13 de junio de 2020 · 00:34

El rescate de los perros no fue fácil, en medio de la noche helada, entre la oscuridad y el viento, Paola, Luciana y Patricia no podían ser indiferentes ante el aviso de una persona que vio, alrededor de las 20 horas del viernes, cuando desde un auto dejaban un bulto como si se tratase de una bolsa de basura sobre la Ruta 22, en el semáforo ubicado en la intersección con la calle Estado de Israel, en la ciudad de Cipolletti.

Luego del aviso, Paola fue la primera en ver que se trataba de dos perros, estaban asustados en medio de la ruta, eran un macho y una hembra que caminaban buscando tal vez, a aquella persona cobarde que los había dejado. Agarrar a la perra no fue difícil, pero Paola no tuvo la misma suerte con el perro que asustado corría sin rumbo. Entre llanto y desesperación  alertaba a Luciana y Patricia por whatsApp que no podía con él y el miedo de que lo atropellaran era inmenso.

La miseria humana ya no sorprende, por lo menos a quienes rescatan animales, el maltrato y el abandono que se ven a diario ya no sorprenden, va creando una coraza en cada uno para poder seguir adelante cambiando vidas que otros humanos se empeñan en destruir.

Hasta la ruta llegaron las chicas, el equipo se completaba y lo que seguía era ganar la confianza de ese perro que se escondía, asustado, sin entender nada de lo que pasaba. Se fue corriendo en medio de un descampado y se escondió atrás de un tronco, desde donde agresivo, por el miedo, gruñía a Luciana. Ella con coraje, tirada en el piso para estar a su altura y tras varios intentos logró agarrarlo y alzarlo, sin pensar en nada más que tenerlo agarrado fuerte para que no se escape.

Ya resguardados y más tranquilas notaron que la perra podría estar preñada o tal vez amamantando, ya que le salía leche y tenía sus mamas estaban inflamadas, en cuanto al perro notaron que está sin castrar. Este sábado harán una consulta con la veterinaria para evaluar cómo están los dos y es por eso que van a necesitar colaboración para los gastos veterinarios que incluirán, cuando sea posible, las castraciones de ambos perros. 

Importante además es encontrar personas responsables que quieran y puedan adoptarlos y cerrar el círculo del rescate, dándole amor y cuidados para siempre. La hembra es tamaño mediano, no llega al año. El macho es un petiso (blanco y negro) con cara de pícaro que parece sonreír a pesar de la situación. 

Lamentablemente sobre la persona que los abandonó no se pudo saber ni la marca ni el modelo del auto. Es repudiable este accionar ya que no hay justificación para el abandono. 

 

Comentarios