HISTÓRICO E INÉDITO

Denver venció a Miami y es campeón de la NBA

Los Nuggets derrotaron 94-89 a los Heat en el quinto partido de las Finales 2022-23 de la NBA y levantaron el trofeo Larry O'Brien por primera vez en la historia.
martes, 13 de junio de 2023 · 06:50

Los Denver Nuggets vencieron 94-89 a los Miami Heat, en el quinto juego de la Final 2022/2023 de la NBA y los de Colorado ganaron la serie por 4 a 1 en el quinto partido que se disputó en el Ball Arena, se coronaron campeones y consiguieron así su primer trofeo luego de 46 años de existencia, que era la marca más larga hasta este lunes en la historia de la liga estadounidense de básquet

El serbio Nikola Jokic fue elegido como el MVP de las Finales y se llevó el premio Bill Russell, volvió a ser la gran figura del partido con 28 puntos, 16 rebotes y 4 asistencias, mientras que el canadiense Jamal Murray pasó cerca del triple-doble con 14 tantos, 8 asistencias y 8 rebotes. Hay que destacar a Kentavious Caldwell-Pope, de 11 puntos con cinco de ellos "en el clutch", además de un robo clave sobre Jimmy Butler a segundos del final del juego.

"El Joker" Jokic se convirtió en el primer jugador en la historia de la NBA en ganar un título tras registrar al menos 500 puntos, 250 rebotes y 150 asistencias en una edición de playoffs, casi números de video juegos. De la mano de su entrenador Michael Malone, los de Denver dejaron de ser este lunes uno de los 11 equipos que nunca se había calzado un anillo de campeón. 

Las estadísticas respaldaron a los ahora campeones de esta temporada en la que lograron el primer lugar de la Conferencia Oeste y dejaron por el camino sucesivamente en las eliminatorias a los Timberwolves de Karl Anthony Towns (4-1), a los Suns de Kevin Durant (4-2) y los Lakers de LeBron James (4-0), antes de superar a los Heat de Jimmy Buttler y Bam Adebayo por otro 4-1. 

Del cotejo, hay que acotar que Denver acusó en el arranque los nervios comprensibles de quien está a punto de hacer historia. Con cuatro pelotas perdidas en los 150 segundos iniciales, los Nuggets entraron al encuentro bastante tensos y los Heat lo aprovecharon con un 0-5 de partida. Tardaron en soltarse pero, en cuanto lo hicieron, los que orienta Mike Malone bordaron un parcial de 12-0 frenando en seco al ataque de los Miami que fallaron 10 tiros seguidos.

En el primer momento de necesidad de la noche para los de la Florida apareció Adebayo, fantástico en el primer cuarto con 14 puntos y 6 rebotes y que se adueñó de la pintura frente a un Jokic con dos faltas en los primeros doce minutos de juego. La obligada salida del serbio facilitó la sorprendente entrada en la cancha de DeAndre Jordan, que no había jugado desde la primera ronda del Oeste ante los Minnesota Timberwolves. El ingresado tuvo un par de buenas acciones ante Adebayo pero, aun así, los Nuggets se fueron al segundo cuarto por debajo.

La franquicia de Colorado no conseguía imponer su ritmo, sumaban faltas sin parar y además la ansiedad de sus jugadores se extendía también entre sus fans, bastante inquietos al ver a su equipo diez puntos abajo en el segundo periodo (29-39 a 7 minutos 17 segundos para irse al descanso) y con el cuerpo técnico, los jugadores y la afición cada vez más fastidiados y enfadados con los árbitros. Salvo algunos chispazos de Bruce Brown, los locales se atascaron enormemente en ataque y llegaron al descanso con un terrorífico 1 de 15 en triples y con 9 pérdidas de balón.

En cambio, la visita parecía más convencida de sus posibilidades, contaron con los buenos aportes de Butler y Lowry en el segundo periodo y se fueron al vestuario con el partido bajo control y una defensa en zona haciendo mucho daño a Denver (44-51). La habitualmente reducida rotación de los Nuggets empezó a mostrar grietas con tres faltas para Aaron Gordon al descanso y un par para Jokic y Murray. 

Seguramente no fue una conversación fácil la del intermedio en los Nuggets, pero Jokic volvió al rectángulo de juego dispuesto a terminar la historia y quedarse con el campeonato. Con 8 puntos en cinco minutos, el balcánico agarró el timón de su equipo y Denver, con un triple de la otra estrella del equipo, como lo fue a lo largo de todo el certamen Jamal Murray, empató el marcador con todavía mucho por jugar. Con más corazón que aciertos, Porter Jr. apareció en escena y gracias a un triple suyo -celebrado en las tribunas como si valiera 10 puntos- los Nuggets se colocaron por delante por primera vez desde el periodo inicial. Sin embargo, un triple providencial del siempre rendidor saliendo desde la bancada de suplentes, Kyle Lowry llevó a los visitantes con una ventaja mínima camino de los últimos 12 minutos (70-71).

Entre Jokic y Murray, se hicieron cargo de la ofensiva y consiguieron sacar 5 puntos de diferencia y que tal y como venía la noche parecían una brecha enorme (81-76 a seis minutos y medio para el teórico final. Butler que no había tenido una buena actuación hasta esa altura del juego, apareció en escena con 13 puntos consecutivos, incluyendo dos triples fabulosos que colocaron a los Heat al mando con dos minutos por jugarse (88-89). Hasta ahí llegó Miami en un desenlace muy emocionante.

Brown devolvió el dominio a los Nuggets, Butler perdió en forma insólita un balón a manos de Kentavious Caldwell-Pope, y éste se encargó de poner 3 unidades de diferencia en favor de los Denver desde la línea de personal (92-89 con solo 24.7 segundos por disputarse). 

En la última jugada de la temporada la pizarra del entrenador visitante Erik Spoelstra diseñó un triple para Butler pero el lanzamiento del jugador más importante de los últimos tiempos en Miami, no ingresó y los Nuggets sellaron una jornada que ya nadie olvidará en Denver. Eran campeones.

 

Mantenete informado todo el día. Escuchá AM550 La Primera aquí

Seguinos por la tele, en CN247 aquí

Comentarios