Internas MPN

Ya nada será como entonces

La elección de hoy tiene la misma importancia que cualquier interna donde se elige el candidato a gobernador, porque el que gane tiene allanado el camino a la gobernación. Ha sido así desde el retorno a la vida democrática en 1983. Pero a diferencia de otras elecciones en esta se juega una instancia que tiene la singularidad de poner en juego dos visiones de provincia y dos formas distintas de manejar el Estado. Además de la cuestión generacional que plantean los azules y la bisagra de la que hablan los seguidores del ex gobernador Sobisch.
domingo, 30 de noviembre de 2014 · 15:34
Repasando la historia del Movimiento Popular Neuquino es posible comprobar su evolución en el tiempo. Hay una interesante cantidad de material escrito, literatura buena y también de la anecdótica. Un partido que es objeto de estudio y al que se considera un caso único en la Argentina. Tipificado como partido dominante, funciona como un sistema político en sí mismo. Con sus sectores internos bien identificados respondiendo a sus referentes y representando a sus bases. No siempre deja en claro donde termina el Estado y comienza el partido y viceversa. Los años de gobierno han ido difuminando esa frontera hasta tornarla prácticamente invisible. Son las cosas que se le achacan. La oposición insidiosamente habla de una especie de PRI mexicano llevando al extremo su crítica a la permanencia del Movimiento en el gobierno, pero claro dejan pasar por alto que siempre gana las elecciones y que además tiene una vida interna democrática que otras fuerzas no practican ni por asomo.
La elección de hoy tiene la misma importancia que cualquier interna donde se elige el candidato a gobernador, porque el que gane tiene allanado el camino a la gobernación. Ha sido así desde el retorno a la vida democrática en 1983. Pero a diferencia de otras elecciones en esta se juega una instancia que tiene la singularidad de poner en juego dos visiones de provincia y dos formas distintas de manejar el Estado. Además de la cuestión generacional que plantean los azules y la bisagra de la que hablan los seguidores del ex gobernador Sobisch.
"El futuro ya no es lo que era” se titula un libro que escribieron Felipe González y Juan Luis Cebrián allí el veterano político y el ex director del diario El País de España discurren sobre la posmodernidad y el atraso de la política para encabezar los cambios que produce la nueva economía basada en la tecnología y en las comunicaciones. Hablan desde el lugar que les cupo en la transición española que tanto inspiró a las democracias latinoamericanas en la década del 80. Cuando analizamos aquí y ahora lo que sucede en esta elección interna en más de una ocasión se me cruzó el título del libro aquel "El futuro ya no es lo que era” y parece hecho para esta ocasión. Ya está aquí entre nosotros el futuro, aquí está Vaca Muerta; está en camino Chihuidos y Neuquén vive su segunda fundación. Es como si se estuviera enterrando la Neuquén del petróleo convencional y estuviera naciendo la otra provincia, la Neuquén del fracking. Quién no fantaseo alguna vez con vivir dos vidas en una vida. Pues aquí está la posibilidad de hacerlo y si bien resulta arbitrario poner fechas determinantes cuando se habla de procesos históricos este 30 de noviembre marca un cambio de época y de aquí en más ya nada será como entonces.
M.E.G.


Mantenete informado todo el día. Escuchá AM550 La Primera aquí

Seguinos por la tele, en CN247 aquí

Comentarios